Nuevo año, nuevos proyectos





2019
Hola, amigos. Comienza un nuevo año y con él una nueva forma de encauzar mis libros desde una perspectiva diferente. En esta ocasión desde este viejo blog que no debí abandonar nunca y que en 2019 retomo con la intención de ofreceros, a través de él, lo más interesante de mis libros, mis nuevos proyectos literarios y los de algunos compañeros escritores que durante este tiempo me han ido apoyando, por lo que espero que sean de interés para vosotros, tanto lectores como escritores. Así que, como el Ave Fénix, resurjo de mis cenizas en el tiempo.


Hasta la fecha, he escrito varios títulos. El primero de ellos fue el cuento corto El lugar de los niños sin nombre, una historia pequeña pero de un enorme contenido que llegará al corazón de muchísimas personas, sobre todo mujeres porque serán las que mejor comprenderán su mensaje. No es que el cuento corto no fuese en serio; lo que ocurre es que lo escribí con el corazón. Era una historia muy personal, familiar, y lo escribí y publiqué después de bastante tiempo de los hechos que se relatan, para mi esposa y familia, aunque con el tiempo pensé que a alguna mujer en circunstancias parecidas le podía ser de mucha ayuda. La verdad sea dicha, no lo he publicitado apenas, a pesar de que han sido muchas personas las que lo han leído.



Mi primer libro en serio fue Desde la terraza, una novela que basa su historia en la relación de cuatro médicos de diferentes países, voluntarios en un campo de refugiados en 1994 durante la Guerra de Ruanda. Aunque no he podido obviar algunos pasajes de este conflicto, paso de puntillas por él para centrarme en la vida y relación de los protagonistas. Una historia bien escrita que me ha merecido grandes reseñas y agradecimientos por parte de lectores, aunque hace un tiempo que lo tengo bastante olvidado.



Posteriormente, y conforme se fueron desarrollando ciertos acontecimientos internacionales, escribí una novela sobre espionaje, policíaca, de intereses inconfesables para las potencias más importantes del mundo, y así nació la trilogía Muyahidín, compuesta por Muyahidín propiamente dicho, La ira de Alá y Bandera falsa. Estoy pensando publicarla en este blog por capítulos, ¿qué os parecería?



La siguiente novela, En un imperio olvidado, es una obra que me está dando bastantes satisfacciones en cuanto a ventas y reseñas, aunque no al nivel que hubiera sido de mi agrado, ya que pienso que tanto la historia como la prosa merecen la pena. Se trata de una novela que habla de las aventuras de un muchacho vasco que emigra a la colonia de Nueva España en el siglo XVIII y vive, entre otras circunstancias, una batalla naval contra los ingleses; lucha contra diferentes tribus de indios americano; doma caballos salvajes y conduce una manada de caballos y reses desde México a California... y durante ese periplo va desmintiendo la leyenda negra vertida por Fray Bartolomé de Las Casas y las naciones europeas contra las que España ha mantenido guerras.



Por último, hace bien poco publiqué Giulia, una novela centrada en la Italia de los años 60 del siglo pasado donde la Mafia llegó a convertirse en el imperio criminal más grande de la historia. Os hablaré de ella, con más detalle, en otra ocasión.



De momento, sirva este post para representaros los libros que con tanto cariño he escrito y en los que –por supuesto– he dejado algo de mí. Espero que susciten vuestro interés y que, al leerlos, os acompañen y lleguen a vuestro corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, deja tu comentario aquí.