CASUS BELLI: BANDERA FALSA 1898-2010

Hola lector, esta novela está dirigida a tí si eres un enamorado de la historia, de la novela negra, policiaca, de intriga. La novela que te presento está compuesta por tres libros continuistas en la acción y con los mismos protagonistas. Un thriller que te llenará de emoción y suspense.

El primero, con el título de "EL ELEGIDO" por MUYAHIDÍN, nos relata la vida de Mohamed bin Laden, su relación con los servicios secretos ingleses, y posteriormente americanos, después de que Arabia Saudí se convirtiese en el mayor productor de petróleo del mundo. Su amistad con el rey Fhad le convirtió en millonario, mientras su hijo Osama, debido a las guerras árabe israelíes se radicalizaba hasta el punto de comandar un batallón voluntarios muyahidines en Afganistán en su lucha contra la invasión rusa, apoyado por agentes de La CIA.

¿Te gustaría saber porqué se radicalizó, y atacó a las embajadas norteamericanas de Kenia y Tanzania? ¿Por qué estuvo considerado el terrorista islámico más buscado por los Estados Unidos de América?


El segundo libro, con el título "THOMPSON y WHEIJA - Detectives privados", por LA IRA DE ALÁ, donde por pura casualidad, después de encontrar a un hombre muerto en el arcén de una carretera, descubren la trama de distribución de heroína afgana en Nueva York, que sirve para financiar a Al Qaeda a través de la mafia italiana instalada en la ciudad, y la gente sobornada que aparece en una libreta del hombre muerto que han encontrado, sus testaferros, y el plan diabólico de la organización terrorista para cometer un atentado de enormes magnitudes.

¿Fue cierto que Al Qaeda atentó contra las torres del World Trade Center de Nueva York?
¿O cual era la relación que mantenían los servicios de espionaje norteamericanos con el Mosad israelí en la demolición de las Torres Gemelas?
¿Por qué la torre 7 cayó de la misma manera que la 1 y la 2, si no colisionó ninguna aeronave contra este edificio?
¿Estaban los servicios secretos norteamericanos al corriente de esos movimientos terroristas? ¿Permitieron la CIA y el FBI que se cometiesen los atentados? ¿Hicieron algo por evitarlo?
¿Por qué no salió ningún avión de combate norteamericano a interceptar los vuelos de los terroristas, cuando ese espacio aéreo es el más protegido de todos los Estados Unidos?
¿La destrucción de los rascacielos 1 y 2 se demolieron solo a causa de la colisión de los aviones comerciales contra las torres de acero, y colapsaron en caída libre, solo por el queroseno que llevaban los aviones en sus alas?

El tercer libro, con el título de GUERRA SUCIA Y CONSPIRACIONES por "BANDERA FALSA", Thompson y Wheija descubren toda una trama sobre la demolición del World Trade Center que no se correspondía con el Informe del Congreso de los Estados Unidos.
¿Qué intereses había para que se produjese ese ataque terrorista contra el Centro del Comercio Mundial, causando más de 3,500 muertos?
¿Quienes eran esas personas interesadas?
¿Fue cierto el Informe del Congreso de los Estados Unidos en relación con el ataque terrorista del World Trade Center de Nueva York?
¿De verdad fue Al Qaeda quien cometió el atentado?
¿Qué pintaba el Mosad israelí en el atentado?

En este libro, expongo, además, algunas de las acciones de Bandera Falsa protagonizadas por los Estados Unidos en otros momentos.
¿De verdad podemos creer que el ataque japones a Pearl Harbor fue totalmente desconocido por Norteamérica antes de que se produjese el mismo?
¿Se podía haber evitado?
¿Por qué no se hizo?

Descúbrelo tú mismo, lector, a través de sus 602 páginas. Lo que leas te llenará de asombro, sobre todo, porque la información obtenida para la consecución de este libro proviene de fuentes fiables, que encontrarás al final del mismo.
Lo encontrarás en Amazon en el siguiente enlace: relinks.me/1091402981                   
Si te gusta la novela, te agradecería un comentario sobre ella. No te costará mucho tiempo hacerlo y yo te lo agradeceré.

LA SITUACIÓN ACTUAL EN ESPAÑA Y EN CATALUÑA


LO QUE DEBERÍAMOS SABER TODOS LOS ESPAÑOLES

Estatuto de autonomía de Cataluña de 1979

Las Cortes surgidas de las primeras elecciones democráticas desde la Segunda República Española celebradas el 15 de junio de 1977, aprobaron la nueva Constitución de 1978, la Asamblea de Parlamentarios catalanes, integrada por todos los diputados y senadores elegidos por las cuatro circunscripciones catalanas, designó una ponencia de veinte de sus miembros para que redactaran el anteproyecto de Estatuto de Autonomía. Estos se reunieron en el parador de Sau y el 29 de diciembre de 1978 presentaron el anteproyecto al plenario que lo aprobó con un único voto en contra. El debate en las Cortes no se inició hasta después de las elecciones de marzo de 1979, en las que la Unión de Centro Democrático (UCD), del presidente Adolfo Suárez, ganó de nuevo en España y la izquierda en Cataluña. El recién fundado Partit dels Socialistes de Catalunya, a partir del PSC-Congrés y de la federación catalana del PSOE, consiguió 17 diputados; el PSUC 8 y Esquerra Republicana de Cataluña, que ya se pudo presentar con sus siglas, 1, aunque UCD pasó a ser la segunda fuerza política, con 12 diputados, por delante de los ocho de la nueva coalición Convergència i Unió, formada el año anterior por Convergència Democràtica de Catalunya de Jordi Pujol y la histórica Unió Democràtica de Catalunya.
El 20 de marzo de 1980 se celebraron las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña. En ellas CiU fue la fuerza política más votada (45 diputados), seguida por el PSC-PSOE (33 escaños), que hasta entonces había ganado todas las elecciones celebradas en Cataluña. El líder de CiU Jordi Pujol ofreció al PSC formar un gobierno de coalición pero los socialistas catalanes rechazaron la oferta, por lo que Pujol formó un gobierno monocolor, y cedió a Heribert Barrera, líder de Esquerra Republicana de Cataluña (quinta fuerza con 14 escaños) la presidencia del Parlamento de Cataluña.
Y a partir de aquí comienza el gran problema catalán con España, con La primera Ley de Normalización Lingüística del 6 de abril de 1983, que contó con el apoyo unánime del Parlament. Fue precedida por la polémica suscitada por un manifiesto hecho público en marzo de 1981 titulado Por la igualdad de los derechos lingüísticos en Cataluña, también conocido como Manifiesto de los 2.300. En él se denunciaba la supuesta persecución del castellano por parte de la Generalitat, y fue respondido por el manifiesto Crida a la Solidaritat en Defensa de la Llengua, la Cultura i la Nació Catalanes, del que surgió la plataforma Crida a la Solidaritat que organizó la manifestación del 14 de marzo de 1982 en contra de la LOAPA bajo el lema Som una nació ('Somos una nación'). La segunda fue mucho más polémica. Se trató de la Ley de Política Lingüística del 7 de enero de 1998 que fue duramente contestada por el gobierno de José María Aznar y por los medios de comunicación afines con sede en Madrid, contrarios a la inmersión lingüística de los niños en las escuelas y que denunciaban la «persecución» del castellano en Cataluña. La respuesta fue la Declaración de Barcelona firmada conjuntamente por CiU, PNV y BNG en la que se defendían los «derechos nacionales» de Cataluña, País Vasco y Galicia.
Más polémica aún fue la proposición no de ley aprobada por el Parlamento de Cataluña con la oposición del Partit dels Socialistes de Catalunya y la ausencia del PP el 12 de diciembre de 1989, dos meses después de la caída del muro de Berlín, en la que se decía unilateralmente «que la aceptación del marco constitucional no implica la renuncia del pueblo catalán a la autodeterminación».

Pero vayamos a meollo del problema suscitado por la modificación del Estatuto de Cataluña en 2006 y la concesión de la enseñanza del catalán en colegios, institutos y Universidades catalanas; base para que la inmersión lingüística desde las fases primarias de la enseñanza hasta las Universidades hayan dado lugar al sentimiento de Cataluña como nación, con la connivencia de “todos” los gobiernos de España hasta el momento, dando lugar a una situación insostenible y de difícil solución.
Aunque desde mi modesto entender, el problema viene desde la propia concesión de Comunidad autónoma a lo que habían sido regiones administrativas españolas.

El Estatuto de 2006 es conocido informalmente como Estatuto de Miravet por haber sido en el municipio de Miravet, en la Ribera de Ebro, donde se reunieron los parlamentarios catalanes de todos los partidos para ponerlo en marcha en una fase inicial.

Incluye, entre otros aspectos, el sistema institucional en que se organizaba la Generalidad de Cataluña, las competencias que le correspondían y su tipología, derechos y deberes de los ciudadanos, el régimen lingüístico, las relaciones institucionales de la Generalidad y la financiación de la Generalidad. El poder legislativo lo encarnaba el Parlamento de Cataluña, mientras que el ejecutivo lo encarnaba el Gobierno de Cataluña. Ambos poderes seguían sujetos al Parlamento y al Gobierno de España en los términos previstos en la legislación. El poder judicial lo encarnaba en exclusiva el Consejo General del Poder Judicial, ya que la Administración de Justicia era una competencia exclusiva de España.

En su preámbulo, (Redacción final aprobada por las Cortes Generales en 2006), dice:

Cataluña ha ido construyéndose a lo largo del tiempo con las aportaciones de energías de muchas generaciones, de muchas tradiciones y culturas, que han encontrado en ella una tierra de acogida.
El pueblo de Cataluña ha mantenido a lo largo de los siglos una vocación constante de autogobierno, encarnada en instituciones propias como la Generalitat -que fue creada en 1359 en las Cortes de Cervera- y en un ordenamiento jurídico específico recogido, entre otras recopilaciones de normas, en las «Constitucions i altres drets de Catalunya». Después de 1714, han sido varios los intentos de recuperación de las instituciones de autogobierno. En este itinerario histórico constituyen hitos destacados, entre otros, la Mancomunidad de 1914, la recuperación de la Generalitat con el Estatuto de 1932, su restablecimiento en 1977 y el Estatuto de 1979, nacido con la democracia, la Constitución de 1978 y el Estado de las autonomías.
La libertad colectiva de Cataluña encuentra en las instituciones de la Generalitat el nexo con una historia de afirmación y respeto de los derechos fundamentales y de las libertades públicas de la persona y de los pueblos; historia que los hombres y mujeres de Cataluña quieren proseguir con el fin de hacer posible la construcción de una sociedad democrática y avanzada, de bienestar y progreso, solidaria con el conjunto de España e incardinada en Europa.
El pueblo catalán sigue proclamando hoy como valores superiores de su vida colectiva la libertad, la justicia y la igualdad, y manifiesta su voluntad de avanzar por una vía de progreso que asegure una calidad de vida digna para todos los que viven y trabajan en Cataluña.
Los poderes públicos están al servicio del interés general y de los derechos de la ciudadanía, con respeto al principio de subsidiariedad.
Es por todo ello que, siguiendo el espíritu del Preámbulo del Estatut de 1979, el presente Estatuto asume que:
Cataluña es un país rico en territorios y gentes, una diversidad que la define y la enriquece desde hace siglos y la fortalece para los tiempos venideros.
Cataluña es una comunidad de personas libres para personas libres donde cada uno puede vivir y expresar identidades diversas, con un decidido compromiso comunitario basado en el respeto a la dignidad de todas y cada una de las personas.
La aportación de todos los ciudadanos y ciudadanas ha configurado una sociedad integradora, con el esfuerzo como valor y con capacidad innovadora y emprendedora, valores que siguen impulsando su progreso.
El autogobierno de Cataluña se fundamenta en la Constitución, así como en los derechos históricos del pueblo catalán que, en el marco de aquélla, dan origen en este Estatuto al reconocimiento de una posición singular de la Generalitat. Cataluña quiere desarrollar su personalidad política en el marco de un Estado que reconoce y respeta la diversidad de identidades de los pueblos de España.
La tradición cívica y asociativa de Cataluña ha subrayado siempre la importancia de la lengua y la cultura catalanas, de los derechos y de los deberes, del saber, de la formación, de la cohesión social, del desarrollo sostenible y de la igualdad de derechos, hoy, en especial, de la igualdad entre mujeres y hombres.
Cataluña, a través del Estado, participa en la construcción del proyecto político de la Unión Europea, cuyos valores y objetivos comparte.
Cataluña, desde su tradición humanista, afirma su compromiso con todos los pueblos para construir un orden mundial pacífico y justo.

Para quien esté interesado en una mayor información sobre el Estatuto de Cataluña de 2006, puede seguir el siguiente enlace: https://es.wikipedia.org/wiki/Estatuto_de_Autonom%C3%ADa_de_Catalu%C3%B1a_de_2006

Según europapress/España, en su informe del 06/10/2017 13:59:11, la diversidad de orígenes de la población que vive en Cataluña, el comercio con otras regiones del país, los lazos del sistema financiero con España o la manera en que funciona la financiación pública son algunos ejemplos del intrincado sistema de relaciones que une Cataluña al resto de España. Cataluña es una economía muy dependiente del sector exterior.
El ministro de Economía, Luis de Guindos, señaló el 26/09/2017 00:15 horas que la independencia de Cataluña sería "un suicidio", especialmente desde el punto de vista económico. No es para menos, ya que la exportación es uno de los principales pilares de su actividad y el mercado comunitario es su principal destino, que aglutina el 80% de sus ventas al exterior. Y estas ventas, en una Cataluña independiente, tendrían aranceles que las encarecerían hasta un 15%, según añadió De Guindos.

Raúl Jaime Maestre, @ruljaimemaestre en su Blog Salmón escribe un artículo interesante y clarificador sobre la situación de Cataluña si se llegase a independizar de España:
La economía juega un papel clave dentro del proceso independentista que quiere Cataluña. Las cifras y los números son los principales argumentos del “Govern de la Generalitat” a la hora de defender la separación de España.
En especial, los que evidencian que Cataluña aporta a las arcas españolas más de lo que está recibiendo por el reparto que se realiza entre todas las Comunidades Autónomas. En cambio, los contrarios a la independencia de Cataluña también están recurriendo a las cifras para tratar de contener “el procés”.
El resultado son 2 bandos enfrentados que se acusan mutuamente de manipular las cifras y estableces escenarios que no se van a producir. Según a quien se escuche, Cataluña será un país próspero o caerá en la absoluta miseria, pero una cosa está clara que España quedará gravemente herida por la separación de Cataluña.
Nos podemos preguntar: ¿Cómo va a afectar económicamente la perdida de Cataluña para el resto de la comunidades autónomas de España?

¿Cómo afectará a España que una de las regiones más prosperas del conjunto de la comunidades se vaya?

Tras la grave crisis que se ha extendido más de una década, España aún no se ha recuperado del todo. Alrededor de 4 millones de personas todavía no tienen trabajo y más de la mitad están buscando hace más de 1 año.
Si no se tienen en cuenta a los ciudadanos catalanes, el número de personas en paro es de 3.416.900 de personas. Una situación que se puede agravar si España pierde una de sus regiones más ricas. Cataluña ha registrado en 2016 un PIB récord, con 223.629 millones de euros.
La independencia de Cataluña le costaría al resto de comunidades autónomas de España el 19 por ciento del PIB y el 18,4 por ciento de su tejido empresarial, aunque se puede reducir con el cambio de sedes sociales de las empresas catalanas que se están produciendo estas últimas semanas.
El resultado sería un España más pobre, ya que el PIB per cápita disminuiría hasta los 23.250 euros. Cataluña aporta alrededor de 70.300 millones de euros a las arcas españolas, la segunda comunidad autónoma que aporta más después que la Comunidad de Madrid. Cataluña contribuye mucho más en impuestos, 21 por ciento del total del país, de lo que recibe a su vez del gobierno.
De estos, el gobierno central de España se queda con 11.500 millones de euros que utiliza para ayudar a áreas más desfavorecidas de España como serían Extremadura, Andalucía o las ciudades de Ceuta y Melilla. Lo que se entiendo un reparto solidario de la recaudación, pero el Govern de la Generalitat no lo ve así.
Los partidarios de la independencia han aprovechado el desequilibrio, argumentando que la suspensión de las transferencias a Madrid convertiría el déficit presupuestario de Cataluña en un superávit.
Según el Fondo Monetario Internacional (FMI) se muestra preocupado por la situación, ya que considera que las perspectivas actuales para España son buenas, pero si se prolongan las tensiones políticas en Cataluña podría afectar a la confianza de la inversión y el consumo.

¿Cómo afectará a la innovación y al emprendimiento de España que Cataluña se vaya?

Cataluña es una de las regiones que más invierten en I+D y ha desarrollado industrias pioneras dentro del conjunto del estado español. De las 108.963 publicaciones científica producidas por universidades españolas en la última década, un 25,68 por ciento han sido de científicos catalanes.
La siguiente comunidad es la Comunidad de Madrid, con casi 6 puntos porcentuales menos, es decir, 19,91 por ciento. Además la ciudad de Barcelona ocupa el quinto lugar en Europa en creación de startups, una posición por delante de Madrid.
Durante el 2016, las empresas de Barcelona captaron 282 millones de euros, lo que representa el 56 por ciento del total de las inversiones realizadas en el conjunto de ciudades de España. También Cataluña lidera las peticiones de peticiones de patentes de España, en 2016, el 35,1 por ciento de las 547 patentes que se solicitaron en España. Esta cantidad está muy por delante del20,6 por ciento de Madrid, que ocupa el segundo puesto de solicitud de patentes.

¿Cómo afectará a España la pérdida de las infraestructuras catalanas?

Con la independencia de Cataluña, España perdería el puerto más importante que tiene en el Mediterráneo, el puerto de Barcelona. Este puerto tiene 22 kilómetros de muelles y amarres, y el año pasado tuvo un tráfico superior a las 48 millones de toneladas.
El puerto de Barcelona es clave para el turismo, ya que casi 4 millones de pasajeros pasaron por allí durante el 2016. Además, cruceros como el Harmony of the Seas, el más grande del mundo, tiene de base el puerto de Barcelona.
Otro puerto relevante ubicado en Cataluña es el puerto de la ciudad de Tarragona, donde también se encuentra la mayor red de la industria química de España.
En Cataluña, operan varios aeropuertos importantes, entre ellos el aeropuerto de 'El Prat', que rivaliza en número de pasajeros con el aeropuerto de Madrid 'Aldofo Suárez-Barajas'. En el 2016 vivió el mejor registro de su historia, con 44,1 millones de viajeros.
La región también acoge a 2 de las 6 centrales nucleares que todavía están activas en España y que producen el 40 por ciento de la energía nuclear de consumo. A esto se le puede añadir la red ferroviaria que conecta las ciudades más importante del mediterráneo con las francesas e italianas, tanto de mercancías como de pasajeros.

¿Cómo afectará a España la salida de Cataluña en materia de deuda externa y activos?

Uno de los más espinosos de este proceso es el de la deuda externa que tendría la República Catalana. Cataluña tendría que asumir la deuda que se encuentra a nombre de la Generalitat de Catalunya, los gobiernos provinciales y los municipios.
Esta cantidad asciende hasta los 90.000 millones de euros, que equivale al 35,4 por ciento de su PIB. De esta cantidad, 61.000 millones de euros corresponden a compromisos con el gobierno español.
La deuda a nombre de España se utiliza para el pago de gastos e inversiones en beneficio de todas las regiones, incluida Cataluña, por lo que se insiste en que Cataluña se deberá hacerse responsable de la parte que le corresponde.
El peso de la economía catalana en la deuda del conjunto de España se estima en 180.000 millones de euros. Además se debe sumar el valor de los activos que el estado español tiene en Cataluña, que se estiman en 50.000 millones de euros.
La deuda total de la República Catalana, según estimaciones, sería de alrededor de 290.000 millones de euros, lo que supone el 145 por ciento de su PIB actual. Organismos como en 'CATN' niegan que Cataluña deba aceptar las deudas contraídas para inversiones y obras realizadas fuera de Cataluña.
Pero si que aconseja el 'CATN' negociar aquella deuda que no se pueda atribuir a una comunidad autónoma en concreto, siempre que estado español transfiera a la República Catalana parte de los activos que fueron comprados con ese dinero.
Es decir, si España se endeudó para crear una empresa pública que funciona a nivel de toda España, Cataluña deberá asumir parte de la deuda siempre que reciba las acciones correspondientes a esa empresa.
Como las posibilidades de negociación parecen ser pocas, en este momento, en caso de la independencia, lo más probable es que España tenga que pagar el total de las deudas mientras entra en conflicto con la República Catalana en los tribunales internacionales.
Cataluña espera que España debe repartirle de manera equitativa los bienes públicos que se encuentras fuera del país como serían las embajadas, las plataformas de petróleo, las bases militares, las cuentas corrientes en bancos extranjeros, los satélites espaciales...

¿Cómo afectará a España la pérdida de patrimonio cultural y turístico catalán?

España nadie puede dudar que en la actualidad es una potencia turística. Durante el 2016 batió el récord con 75,3 millones de turistas extranjeros, casi un 10 por ciento que el año anterior. Pero casi la cuarta parte, el 22,5 por ciento, los turistas venían a una ciudad catalana.
Cataluña en 2016 recibió a 17 millones de viajeros procedentes de las fronteras españolas. Alrededor de 4 millones menos que la comunidad autónoma que ocupó el segundo lugar de procedencia de turistas, las islas Baleares.
Las costas, la facilidad de viaje en tren o autobús, esquiar las montañas de los Pirineos y la oferta cultural ofrecen a los turistas una gran riqueza en patrimonio cultural. Además de las obras de los arquitectos Antoni Gaudí: Parque Güell, la Sagrada Familia y la Casa Milà i Fontanals.
No solo estas obras quedarían fuera de España, sino que el Govern de la Generalitat también podría pedir la devolución de los archivos, bienes culturales y patrimonio nacional que hagan referencia Cataluña o cuyo autor haya sido de procedencia catalana. Esto puede significar que obras de Salvador Dalí o Joan Miró que la actualidad están en museos de España deberían regresar a Cataluña.
Durante los últimos años, los políticos nacionalistas catalanes se han afanado en defender que Cataluña podía ser un país independiente porque sus exportaciones no dependen tanto del resto de España como lo hacían unos años atrás. Sin embargo, las cifras son todavía tozudas y demuestran que la región está mucha más vinculada a pequeñas regiones españolas que a grandes áreas del exterior. Por ejemplo, Cataluña vende más productos a Aragón (1,3 millones de habitantes) que a Francia (66,9 millones) o Alemania (82,7 millones) y que exporta tanto a Estados Unidos como a Cantabria, pese a que el PIB de la primera potencia mundial es 1.300 veces mayor que el de la región septentrional, de acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Economía y Ceprede.
Es cierto que las exportaciones de Cataluña se han intensificado durante la última década (como, por otra parte, sucede en todas las regiones españolas, que han alcanzado el récord histórico de comercio exterior), compensando un frenazo de las compras por parte de otras comunidades autónomas. No obstante, el grueso de los mercados abiertos se encuentran dentro de la Unión Europea y no fuera de sus fronteras. Por eso, esta lógica independentista olvida que una secesión al margen de la Constitución y la Ley españolas no sólo le cerraría el acceso al mercado nacional, sino también la entrada preferente al comunitario, al quedar fuera de la Unión Europea. Y diecisiete de los veinte principales socios comerciales catalanes se encuentran dentro del mercado común.
En concreto, Aragón lidera el ránking de destino de los productos catalanes, con ventas por valor de 10.781,9 millones de euros al año, seguido de Francia (10.460,4 millones de euros), Alemania (7.736,3 millones), Italia (5.932,3 millones) y Comunidad Valenciana (4.993,9 millones). Completan el top ten Portugal, la Comunidad de Madrid, Reino Unido, Andalucía y Baleares. Estas cifras ponen de manifiesto dos hechos. Por un lado, la extrema ligazón a las comunidades autónomas españolas, muy superior a la que Cataluña experimenta con los grandes países europeos. De hecho, estas cinco regiones, que suman 22 millones de habitantes, tienen un peso casi tan gran grande la facturación de las empresas catalanas como los otros cinco países, poblados por 286 millones de ciudadanos (trece veces más). Por otro, que la dependencia del mercado comunitario sigue siendo enorme, dado que estas diez áreas, suman el 55% de las exportaciones catalanas y una cuarta parte del PIB de la región.

Suiza y Estados Unidos

Hace falta descender hasta el decimotercer y el decimocuarto puestos para encontrar dos países fuera de la Unión Europea en el ránking de exportaciones catalanas: Suiza y Estados Unidos. Sin embargo, aquí hay que introducir una salvedad: la presencia de importantes acuerdos comerciales en ambos casos. Así, Suiza es miembro de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés), sujeto a más de 120 acuerdos bilaterales elaborados a lo largo de las últimas cuatro décadas, mientras que Estados Unidos está negociado el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) con la UE. Las dificultades para sacar adelante este acuerdo auguran una difícil negociación para Cataluña. Con todo, la preponderancia de EEUU en la balanza exterior catalana es muy pequeña, comparada con su peso en la economía mundial. De hecho, las ventas a la primera potencia mundial quedan al mismo nivel que las ventas a Cantabria o País Vasco y quedan por debajo de las que se dirigen a Castilla-La Mancha o las Islas Baleares. Así, las ventas de Cataluña a Estados Unidos apenas suponen el 3,3% de sus exportaciones, por un 4,4% en el caso del conjunto del país, lo que muestra que esta relación tampoco está demasiado bien imbricada.
Según Pablo M. Beleña, de Economía/Diariocrítico, ante la pregunta económica del momento:

 ¿y qué haría España sin Cataluña?, nos dice: Ninguna de las dos partes saldría ganando, sino que se empobrecerían notablemente.

Los debates independentistas en los últimos años se han acrecentado y tomado una nueva perspectiva, dejando la utopía y caminando hacia el realismo político. Otra cosa es lo que sería una Cataluña independiente en el campo económico, sobre todo por lo que perdería España como Estado.
Cuando se inició el debate soberanista ya se analizó y desde Diariocrítico ofrecimos un estudio cuyas conclusiones llegaban a que Cataluña sí tendría potencial de sobra para ser independiente también en lo puramente económico. Aunque no en estos tiempos de crisis, ya que tendría imposible financiarse en los mercados y no podría afrontar el pago de su deuda -considerada prácticamente como bonos basura-, con lo que también le condena a no pensar en separarse de España en algunas décadas, al menos hasta que arregle sus cuentas internas.
Por otra parte, en caso de una división del territorio, Cataluña tendría que asumir también proporcionalmente la deuda del Estado, no la deuda catalana, por lo que quedaría casi con unos 200.000 millones de euros de deuda en total.
Cataluña tiene aproximadamente un PIB de 210.000 millones de euros, con 32.000 kilómetros cuadrados y algo más de 7 millones de habitantes. Dinamarca, por ejemplo, tiene 43.000 kilómetros cuadrados, una población de 5,5 millones y un PIB de 206.000 millones de euros. Es decir, casi lo mismo con menos población y menos territorio productivo. Dicho de otra manera, la economía catalana es fuerte, pero no estaría en una primera línea de los países más ricos de Europa.
En todo caso, la pregunta que ahora nos hacemos es justo la contraria: ¿podría España mantener su nivel económico sin Cataluña? Bien, vayamos por partes. Como es sabido, el Producto Interior Bruto (PIB) es un indicador económico que refleja la producción total de bienes y servicios asociada a un país durante un determinado periodo de tiempo. En 2009, antes de que la crisis presentara su peor cara, España era la quinta economía europea, con un PIB de 1.050.000 millones de euros. Le superaban Alemania, Francia, Reino Unido e Italia, por ese orden.
Pero la crisis que tanto ha golpeado a nuestro país ha hecho que el PIB se contrajera sin freno, llegando hasta los 1.049.525 millones de 2012, el último contabilizado. En 2013, como es sabido, seguirá la recesión, por lo que la cifra bajaría del billón, una cifra simbólica que golpeará la moral de España, por mucho que se espere un crecimiento en 2014.
El caso es que España no sólo perdería los 200.000 millones del PIB catalán, sino también todo el enriquecimiento generalizado como país que genera la actividad económica catalana. Ya sólo perder Cataluña sería como perder el 20% del PIB, lo que supondría una contracción inasumible, pero también se iría incrementando con el paso del tiempo, al perder los lazos económicos, por mucho que se mantenga una buena relación de intercambio comercial.
Además, las grandes firmas catalanas en el sector financiero o energético, tales como La Caixa, Catalunya Banc, Banco Sabadell, Gas Natural Fenosa; del sector de la construcción, Abertis; compañías alimenticias: Nutrexpa, Gallina Blanca, Cacaolat, Damm, San Miguel...; firmas de moda, Mango; o editoriales, Salvat, Grijalbo, Ediciones B, Planeta..., tendrían que decir algo.
De hecho, algunas ya se han pronunciado, como Planeta o Mango. Muchas de ellas dejarían de obtener contratos públicos con el Estado español, por no hablar de los particulares, que abandonarían por desafecto estas relaciones comerciales, además de perder mercado: de vender sus productos con seguridad comercial a una población de 50 millones de habitantes, ahora lo harían para una de 7 millones -la catalana-, y todo lo demás sería conseguirlo ya en un mercado exterior, el español. Y no hay que olvidar que la Unión Europea sería un campo de minas para Cataluña: todo lo que no fuera entrar en ella sería una desgracia para la hipotética nueva nación catalana.
Pero todos estos puntos negativos para las compañías catalanas también tendrían un efecto negativo en España: estas empresas son tejido industrial español que dejaría de enriquecer a las cuentas públicas, así como dejar de aportar impuestos para el sistema fiscal. Los empleos que podrían perderse serían otro punto a tener en cuenta, igualmente desastroso. La conclusión es clara: la independencia catalana no convendría a ninguna de las dos partes, pero, claro, la política es otra cosa, tantas veces peleada con la parte racional que aporta la economía. "Es la economía, estúpida", que dirían en Estados Unidos.

Difícil encaje de bolillos tienen que hacer nuestros políticos para normalizar la situación, pero, desde luego, no pasa por considerar a España como una nación plurinacional ni un estado federal, sino por la recentralización de todos los poderes, de nuevo, en el gobierno central, y la desaparición de las Autonomías, a pesar de que muchas personas no estén de acuerdo, generando controversias.

LA DURA VIDA DE UN ESCRITOR EN ESTA ERA DIGITAL





Amigos y lectores. La entrada de hoy en mi blog: https://hayungansoenmisopa.com es para compartir con vosotros lo que supone para un escritor hoy en día, en esta era digital y de continua información donde las noticias se solapan continuamente, y lo que es de importancia para muchos deja de serlo a los dos minutos porque otra noticia, importante o no ha eclipsado la anterior, restando importancia de la primera para dejarla en un segundo plano u oculta para siempre; y es que como consumidores de noticias no podemos retener todas las miles que se nos proporcionan al cabo del día o las semanas.
Muchos de vosotros lo sabéis, sin embargo, para otras personas, la vida de un escritor pasa desapercibida. Solo ven la imagen de un libro escrito, la portada, interesante o no, para que como lectores os surja el impulso de comprar la obra con la intención de leerla. Pero detrás de esa obra, de ese libro, novela de cualquier género literario de los que abundan hoy en día, hay un trabajo inmenso por parte del autor para llegar a conseguir que se publique: horas y horas de investigación según el tema del que trate la obra, organización de la información obtenida para posteriormente acoplarla en el lugar conveniente del libro, imaginación para poder desarrollar una trama interesante y, según del tema que trate el libro, con la intriga necesaria para que el lector no abandone la lectura a las pocas páginas de haber comenzado a leer; poseer conocimientos suficientes como para saber enlazar oraciones correctas; haber leído anteriormente a muchísimos autores, sobre todo a los grandes maestros clásicos; conocer los entresijo de un diálogo correcto para que el lector pueda moverse entre las páginas sin necesidad de intentar averiguar por su cuenta lo que ha querido decir tal o cual personaje de ficción en la novela, y, sobre todo, tener la habilidad necesaria del buen narrador para mantener al lector pegado a las páginas del libro.
En realidad, la historia que se cuente es lo de menos, siempre que esté bien contada, y eso es lo que recordaremos si la obra nos ha dejado un buen sabor de boca y la historia ha sido tan buena que no nos hemos podido despegar de sus páginas.
Como escritor ya tengo el primer borrador terminado, y como autor me siento satisfecho de lo que he escrito, pero mi texto puede estar plagado de errores gramaticales, ortotipográficos o de estilo, y necesito corregirlo. Es cierto que hay muchos correctores profesionales que pueden realizar ese trabajo de manera excelente previo pago de sus honorarios, porque no viven del aíre, pero ¿y aquel escritor que no puede pagarlo porque su economía no se lo permite? ¿Debe dejar morir en un cajón su borrador sin publicar? No, así que, manos a la obra. Y me pongo a corregir los fallos que pueda haber cometido durante el proceso de escritura; labor tediosa y complicada para el autor, porque es probable que en muchas ocasiones caiga en los mismo errores que cuando escribí el borrador, fundamentalmente porque conozco a la perfección cada párrafo, cada línea del texto, la he escrito yo y lo que tengo delante es mi hijo, mi criatura, y como un padre que conoce a su hijo, en ocasiones puedo no percibir los defectos que tenga, que tal vez sean imperceptible para mí pero que un lector experto los detectará porque no está sometido a presión, sino leyendo relajadamente el libro que tiene entre las manos, y cuando encuentre ese fallo, le chirriarán los dientes y la opinión que pudiese haber tenido sobre mí como autor, comenzará a cambiar si los fallos son frecuentes.
Pero todavía queda mucho más trabajo después de la corrección ortotipográfica y de estilo que, como he dicho antes, existen profesionales que pueden maquetar el libro para que la presentación sea correcta, agradable a la vista y sin que el lector realice ningún esfuerzo al leer la obra. Pero regresemos al problema anterior, ¿y si el autor no se puede permitir el dispendio que supone pagar sus honorarios al profesional? ¡Lo debe hacer él mismo! Adquiriendo los conocimientos necesarios para hacerlo y dejar el libro en condiciones de poderlo publicar o que se lo publiquen, aunque esta segunda cuestión es más peliaguda por la enorme cantidad de autores que quieren publicar, pero que las grandes editoriales seleccionarán o no, en función de la rentabilidad o no que consideren que pueden obtener de la publicación de esa obra si la presenta a cualquier editorial
Al autor, si la editorial en cuestión no ha seleccionado su libro para editarlo, le queda otra tarea más, no menos importante que las anteriores: la cubierta del libro que envolverá su obra como si de una caja de bombones se tratase, para que el posible lector, de un simple vistazo al envoltorio, comprenda de manera fugaz de que trata el contenido de esa historia.
Hay escritores hábiles con conocimientos y programas de diseño que son capaces de crear ese envoltorio trepidante y colorista que llevará al posible lector a compra la obra, pero ¿y el que no sepa hacerlo, no pueda o no disponga de los medios necesarios? Pues indefectiblemente deberá contratar los servicios de un profesional de diseño para que le confeccione la cubierta y su libro pueda ser presentado en público.
Pero ¿dónde?, ¿cómo? ¿Peregrinando de editorial en editorial para que se lo publiquen? Joanne "Jo" Rowling, la autora de la fantástica historia de Harry Potter, anduvo durante diez años de peregrinaje, de editorial en editorial hasta que consiguió que una de ellas le publicase la obra que después ha tenido ese éxito mundial tan tremendo.
Otros han tenido mejor acogida entre las editoriales debido a la gran calidad literaria de sus obras, por haber obtenido algún gran premio en concursos literarios o porque se les presentó el momento oportuno y supieron aprovecharlo, o incluso, otros u otras escritoras, porque debido a la gran difusión que han mantenido de manera personal en las Redes Sociales, unido a una historia interesante con una gran calidad literaria, fueron llamados/as por una gran editorial para ofrecerles un contrato. Marta Abelló es uno de esos casos singulares a los que la Editorial Planeta le ha publicado su novela "Los hijos de Enoc", de la que aconsejo su lectura.
También hay casos en los que después de haber publicado con editoriales han preferido autopublicar en Amazon, como Blanca Miosi, con dieciséis libros en su haber, algunos traducidos a varios idiomas y con un éxito internacional reconocido.
Pero quiero destacar, que el hecho de ser publicado por una gran editorial o ser un autor autopublicado no es sinónimo de calidad diferencial entre la autopublicación y los editados por una editorial. La diferencia no está en la calidad literaria, sino en que a unos hay que buscarlos en las plataformas de autoedición, caso de Amazon, y a los otros nos los encontramos en el escaparate de una librería o en las grandes superficies, apoyados por la publicidad que la editorial hace de ellos.
Llegado a este punto, no puedo por menos que nombrar a algunos de mis compañeros de letras, con novelas excelentes en todos los sentidos, de los que he leído alguna de sus obras y me han encantado por su historia y por su prosa, aunque cada uno de ellos escribe en un género literario diferente pero no por ello menos interesante, aunque no puedo señalar a todos los autores que escriben bien. Solo os recomiendo que los busquéis en las Redes Sociales o en Amazon, ya que me es totalmente imposible indicar todos los títulos que han escrito:
—Silvia Sanfederico Roca
—Marta Abelló
—Alberto Guaita Tello
—Esperanza Benayas Caño
—Blanca Miosi
—Jesús Salas
—Emi Negre
—Javier Piña Cruz
—Beatriz Alonso
—Begoña Cuesta Prieto
—Benjamín Ruiz

En cuanto a mí como autor, prefiero que sean otros los que hablen de mis libros, por lo que os pongo algunos de los comentarios que han hecho otros lectores y escritores:

—“si mi opinión te puede resultar de alguna utilidad, eres bueno, muy bueno y tu trabajo es excelente”.

—“La pluma de este autor es capaz de trasmitir muchas cosas: amor, dolor, esperanza... Sus descripciones enamoran y su vocabulario, rico y original, enriquece cada frase. Se nota que esta obra está escrita con el alma y con el corazón de su autor”.

—“Un libro escrito con una corrección poco usual, con datos fidedignos que pueden interesar a los amantes de la historia”.

—“Me ha llevado de un lugar a otro sin resultarme pesada, he aprendido, y como dice Francisco en su historia, he reído con ellos, he amado, y he llorado; decirle que me cuesta entender que usted lo haya inventado..., es demasiado real, así que, permítame pensar que usted conoció a alguno de los integrantes de esta hermosa historia.”.

—“Estoy totalmente entusiasmada y metida en su libro, cuánta capacidad para, a través de una trama tan bien estudiada, se entienda realmente lo qué hay detrás de las guerras por el poder del petróleo, y cómo nos distorsionan la realidad; de verdad admiro cuanto estudios e investigaciones ha tenido qué hacer para lograr ese gran libro, qué te atrapa y no puedes dejar de leerlo”

Hay muchos más comentarios sobre mis libros, exactamente igual que los tienen el resto de los escritores autopublicados. Mi mensaje es para que no dejéis de leernos.
Gracias por tu paciencia, lector




LIBROS DE OTROS AUTORES


Hoy, un escritor casi desconocido para los lectores, igual que lo puedo ser yo, debido a la ingente cantidad de libros que se publican en España, unos a través de grandes o pequeñas editoriales, otros a través de plataformas de publicación, como Amazon, ha llegado a mis manos un libro, enviado por su autor, DANIEL CANALS FLORES.

La portada es sugerente del contenido que podía encontrar entre sus páginas y, aunque no soy un adicto a la lectura de ciencia ficción, algo me ha llamado la atención al leer sus primeras páginas. Primero, una prosa correcta, descriptiva aunque en su justa medida, y sobre todo, premonitoria, por lo que está ocurriendo hoy en día en este mundo en el que vivimos, rodeados de alta tecnología.


Le he dado una primera lectura, y lo que me ha sorprendido, son sus conocimientos en el área tecnológica de automatización y robótica, sin descartar la lógica aplastante a la que nos lleva con su escrito, a una verdad que se está produciendo en todos los países industrializados debido a la globalización y al afán desmesurado de multinacionales y gobiernos por controlar el mundo en su propio beneficio y con total desprecio por la raza humana sobre todo, aunque las consecuencias afectarán en igual manera a todo ser vivo.

Somos, los humanos, la única raza sobre el planeta que se depreda a sí misma, y salvo que se produzca un cataclismo mundial, y los supervivientes y sus descendientes, si logran sobrevivir sin taras congénitas debido a las radiaciones nucleares u otras, regresen a un estado primigenio semejante al de nuestros antepasados más lejanos, la especie humana desaparecerá de la Tierra, lamentablemente.

A Jules Gabriel Verne, más conocido como Julio Verne, se le tuvo como un visionario por las obras que escribió, adelantándose a su tiempo con la exploración del mundo y el proceso tecnológico, en una época, mediados de 1800, en la que se convirtió en lector compulsivo de cuantas revistas científicas y de investigación caían en sus manos, llegando su, ¿fantasía?, a convertirse en una realidad que, hoy en día, nos puede llenar de pavor, por el desarrollo de esa tecnología robótica. 

¿Será Daniel Canals Flores, otro visionario al que no le haremos caso hasta que nada tenga solución?

Rafael López Blasco, en el prólogo que escribe para este libro, nos dice:

Que los humanos, esa estúpida comunidad microscópica del Universo, se van a autodestruir, es solo una cuestión de tiempo, poco tiempo. ¿Cómo podrían superar su nivel de ciega idiotez? Destruyéndose de diferentes maneras...

 Daniel Canals Flores, bautizado con tinta como “Metralla” o “Doble M” nos muestra en Tú, robot, el inicio del fin de la Tierra desde diferentes ángulos. La obra nos abre los ojos; a la lenta agonía del planeta por la contaminación se suma la Inteligencia Artificial, algo que, pensado para alimentar la egoísta comodidad humana, se transforma en un cáncer invisible con una frenética carrera por dar un golpe de estado a la civilización, con un único fin, su exterminio.

 Daniel Canals Flores, escritor compulsivo más allá de la histeria, esparce letras que plasma con astucia y maestría en esta obra, mostrándonos un doloroso futuro que se nos viene encima ante una humanidad vencida de antemano por su comodidad y automatismo; muestra una sociedad abatida y pervertida, sin duda por la avaricia caníbal de una clase dirigente carente de cualquier escrúpulo y ávida de beneficios, a costa de los más débiles, simples números para ellos.

 Observe su domicilio, lector, ¿cuántos aparatos “moran en su hogar” ejerciendo diversas funciones? Salga a la calle y compruebe; máquinas que nos transportan, nos ofrecen bebidas, nos cobran o controlan nuestra velocidad, nuestro tiempo, nuestra vida. Piense ahora en la cantidad de puestos de trabajo que se han perdido durante los últimos años en favor de las máquinas. Tú, robot, es presente y un negro futuro palpable del que será muy difícil escapar, por un mal, llamado “Inteligencia Artificial”.

Tú, robot, es una seria advertencia a la Humanidad. Escribiendo este relato un escalofrío recorrió mi alma: las siglas I.A. (Inteligencia Artificial) corresponden a las del indiscutible genio de la robótica Isaac Asimov. ¿Fue consciente el maestro de ello? Sirva este libro como un homenaje a su obra y a su inquietante visión futurista, también a la de Julio Verne, y a la de tantos otros visionarios que nos advirtieron sobre el fin de nuestra especie. No hará falta que vengan extraterrestres a exterminarnos, lo haremos nosotros mismos.

La cuarta revolución industrial y el egoísmo de unos pocos engendrarán el monstruo que acabará dominando el Universo y destruyendo a la especie humana...

De momento, lo que he leído me ha gustado, y no solo por la historia que cuenta, de la que sé poco por el momento, pero que me ha dado motivos, creciendo mi interés en leerla.

Aconsejo su lectura. La podréis encontrar en formato digital, clicando en el siguiente enlace:


 relinks.me/B07YJZ7PY1

NO SÉ SI PONERME A SERVIR O BUSCAR CRIADA

Es cierto, amigos, me encuentro en uno de esos momentos de ambigüedad emocional, que tanto me da una cosa como la otra. Y todo tiene una explicación. Cuando uno es más joven, y yo lo fui también, la ilusión por escribir una novela que estuviese bien escrita, que la trama fuese interesante, que atrapase al lector desde la primera página, me daba fuerza e ilusión para continuar escribiendo durante horas y horas sin que me pesasen.

Pero el tiempo pone las cosas en su sitio. No se trata solo de que escribas bien, de que tu historia guste a los lectores, generalmente a unos cuantos, porque hay tantos géneros de novela como lectores adictos a cada género, y que por ese mismo motivo no llegarán a leer nunca, o casi nunca, una novela tuya a menos que seas uno de los escritores de renombre.

Que presentes tu novela a un concurso literario y quedes finalista es como si te tocase la lotería, y eso, hablando solo de concursos provinciales, de ayuntamientos o asociaciones, porque son tantos los escritores que se presentan a ellos, que es difícil, muy difícil, o has de tener la suerte de cara durante el concurso para que seleccionen tu obra, como me ha ocurrido en alguna ocasión.

Me presenté, debido a esa autoconfianza que poseemos cuando somos escritores noveles, a concursos de Planeta y Anagrama; les envié los manuscritos por triplicado y a doble espacio. Pasaron los meses, y un buen día recibí una escueta misiva en la que me decían que mis libros no habían sido aceptados. En aquel momento, esa respuesta me decepcionó, es cierto, pero tuve que comprender que había escritores que lo hacían mejor que yo, y, que, o bien tenían más pedigrí literario que el mío, que también era normal porque yo llevaba escribiendo desde hacía muy poco tiempo, o eran autores que ya habían publicado anteriormente con la editorial en cuestión.Y como hay que rendirse ante la evidencia, entendí que, para ser un escritor famoso, no hace falta solo que escribas bien, sino que seas magnífico escribiendo, que tu novela pueda ser considerada por la editorial como una superventas y les plazca invertir en ella, pues nunca lo harán si su inversión no genera beneficio, o que, como he dicho anteriormente, ya hayas publicado con ellos.

Pero no me rendí e intenté que me publicase una de esas tantas editoriales que casi nadie conoce, pagando la edición para que me llenasen la casa de libros, de mis libros, para que los vendiese yo mismo donde creyese oportuno, y el mundo se me cayó encima.O sea, que después del tiempo invertido en escribir mi novela, corregirla lo mejor que supe, maquetarla de acuerdo con algunas normas que se me dieron a través de Internet, encargar la cubierta a una diseñadora, fantástica en su trabajo, pero claro, pagándole por el mismo, ¿tenía que salir ahora a la calle, librería por librería para intentar vender alguno de mis ejemplares? En parte, aquello destrozó mi ilusión, pero seguí escribiendo porque me apasionaba contar historias bien contadas.

Por aquellos entonces, yo seguía bastante verde en cuanto a los entresijos de la publicación y pasé por las mismas situaciones que otros compañeros de letras. Publiqué en La Casa del Libro y vendí algunos ejemplares de una de mis primeras novelas, fuí autor Tagus del mes y me propusieron, como a otros muchos, publicar con Espasa Calpe, filial de Planeta. Pero después de firmar un contrato leonino, con la cesión de todos los derechos durante diez años, y percibir tan solo el 10% del importe de las ventas,que me relacionarían cada seis meses, mi obra seguía tal cual la envié a La Casa del Libro sin haber hecho ni una sola corrección, sin maquetarla profesionalmente y sin que se me llegasen a enviar las galeradas, tal y como se indicaba en el contrato. Ni que decir tiene, que denuncié el mismo por incumplimiento, se rescindió el contrato y recuperé mi libro.

Después de aquello publique en Amazon, tanto en papel como en digital, y durante un tiempo no fue nada mal. Los libros se vendían, no lo que yo hubiese deseado, pero se vendían tanto editados en papel como en digital, a diferentes precios, claro, hasta que me di cuenta de que mis libros, todos se vendían de manera paralela en otras páginas digitales, pirateados desde las ediciones en digital, a pesar de estar protegidos por DRM, en una cincuenta páginas de diferentes países, sin que por aquellas ventas percibiese yo ni un céntimo.

O sea, que me he pasado años investigando, imaginando, escribiendo, corrigiendo, maquetando, encargando las portadas a profesionales, y después publicando en Amazon, para que esa páginas piratas de descarga gratuita para los lectores registrados en las misma, previos pagos de cuotas o cargos telefónicos por las descargas, vendían miles de mis novelas sin que yo percibiese ni un céntimo por dichas ventas,

Durante bastante tiempo estuve publicitando mis novelas en las Redes Sociales, pero he llegado al convencimiento de que no me interesa hipotecar mi tiempo delante del ordenador para publicitar mis novelas un día detrás del otro, y vender tan solo algún ejemplar de vez en cuando. Probablemente esté equivocado o probablemente no. Lo que sí sé, es que estoy cansado de todo este ajetreo y preocupación porque hay más vida que disfruta, y con mis años, la vida se escapa entre los dedos sin que me de cuenta. Sé que por esta misma situación están pasando infinidad de escritores, que también lo hacen muy bien, muchos, incluso mejor que los editados por las grandes editoriales, solo que, con la diferencia, de que nuestros libros no están representados físicamente en las librerías de España, y eso se nota en las ventas.

Solo deciros que mis novelas gustan a aquellos lectores que disfrutan con la ficción histórica, y que mis títulos los podréis encontrar en Amazon, en mi página de autor, a unos precios módicos asequibles a cualquier bolsillo: Seguid este enlace si estáis interesados en alguno de ellos o, aunque solo sea por simple curiosidad : https://www.amazon.es/Libros-Francisco-Casero-Viana/s?rh=n%3A599364031%2Cp_27%3AFrancisco+Casero+Viana  

Yo os lo agradeceré

Gracias a todos los que me leéis.

OTRAS HISTORIAS Y RESEÑAS SOBRE CASSU BELLI - BANDERA FALSA - 1898-2010.



Hace unos días publicaba en este blog el motivo de la novela, que no fue otro que la fusión en un solo volumen de tres de mis novelas escritas con anterioridad, pero continuistas con la historia y con los mismos personajes. La trilogía "MUYAHIDÍN" está compuesta, como he comentado, por las novelas, "Muyahidín, La Ira de Alá, y Bandera Falsa/Terrorismo de Estado.

El motivo de la recopilación en un solo volumen es simple: que el lector pudiese acceder a la historia completa de los tres libros, pues la lectura de uno sin los otros, deja la historia incompleta, y el lector se queda con ganas de saber más, al mismo tiempo que el lector invierte menos dinero en la compra de la compilación que si compra los libros por separado.

Esto fue lo que le ocurrió a uno de los lectores de Muyahidín, y me lo hizo saber a través de una reseña que hizo del primer volumen de la trilogía: Muyahidín, porque tal vez, él ignoraba que había dos libros más que completaban la historia del primero.

Lo cierto es, que cada libro lo escribí en momentos diferentes según se desarrollaban una serie de circunstancias en el mundo y que yo no podía prever en el momento de escribir el primer libro.

Asensio Piqueras es escritor albaceteño con varias obras en su haber, y me decía lo siguiente sobre Muyahidín:

"Muyahidín”, de Francisco Casero es un libro que nos relata la historia del pueblo judío a raíz de su creación y del porqué se crea. Sigue unos pasos históricos muy bien descritos y documentados. Para quien no tenga muy claro que son los árabes, los israelíes, los palestinos, el judaísmo o los mahometanos, tendrá una lección de historia perfecta. Una documentación exhaustiva, y precisa, nos narra la vida y milagros de la familia Bin Laden hasta mediados de los 90. Trama con ligeros toques de novela negra, intriga, pasión, dinero y sobre todo poder, poder total hasta donde se puede manejar la voluntad de las personas y no solo a través de la religión. Se me queda algo corta y excesivamente documentada con saltos en el tiempo sin definir, Pero se deja leer por la narración que hace Casero con una fluidez de ficción y realidad que la simultanea con ingenio y soltura".
Asensio Piqueras

Está claro, que la exposición que realiza sobre el contenido del libro (primera parte de CASUS BELLI), es una exposición escueta pero real de lo que se va a encontrar el lector, imaginando que, de haber leído la trilogía completa, su reseña y opinión sobre ella habría sido mucho más abundante, sin faltar por ello a la realidad de la obra.
Bien, lectores, hoy tenéis la posibilidad de poder leer la historia completa, y si sois amantes de la novela histórica, negra, de invstigación, policiaca, con ciertos toque de romanticismo, y con datos rigurosamente ciertos debido a una exahustiva investigación, este es vuestro libro. 
Lo encontraréis en Amazon, tanto en tapa blanda por 17 euros, como en digital para descarga por 3,94 euros, o con descarga gratuita con Kindle Unlimited por 0.00 euros en: relinks.me/1091402981
Gracias a todos de nuevo por vuestro interés en leerme.
Francisco Casero

CASUS BELLI - BANDERA FALSA -1898-2010




En 1998, después del atentado contra las embajadas norteamericanas de Kenia y Tanzania, y la acusación que se realizó a través de los medios de comunicación de todo el mundo contra un desconocido millonario saudí llamado Osama bin Laden, me puse a investigar: Recorté durante mucho tiempo la información que aparecía en la prensa escrita, guardé los informes de la prensa online y busqué información y más información en todos los medios a mi alcance en Internet, incluidos documentos desclasificados de algunos gobiernos. El resultado fue un libro sobre los orígenes de los bin Laden y la manera en la que consiguieron una inmensa fortuna.

Pero la información recopilada me sirvió perfectamente para seguir escribiendo otro libro con motivo del ataque terrorista al Word Trade Center de Nueva York en 2001, y, este, en mis investigaciones, me llevó a escribir otro más sobre el Informe del Congreso de los Estados Unidos, referente al ataque terrorista a la Torres Gemelas.

Descubrí que era cierto lo que dijo Esquilo de Eleusis (dramaturgo griego) en el año 525 a. C: "En la guerra, la primera víctima es la verdad". También lo dijo el periodista polaco Riszard Kapuscinski después de cubrir con sus noticias la guerra civil de Ruanda: La información exacta muere a favor de historias virtuales; el ritmo de la producción se antepone al de la redacción, y los tiempos breves obligan a la superficialidad y la falsedad.

Y de eso trata este libro, compilación de los tres descritos anteriormente para poder llevar a los ojos de los lectores una historia que los medios de comunicación, sobre todo los norteamericanos, dieron a conocer al mundo entero como verídicas; una sarta de mentiras con las que pretendían influir en la opinión pública norteamericana para que aprobasen los planes de invasión de Irak y los ataques a Afganistán del gobierno norteamericano.

De la mano de los agentes secretos, Richard Thompson de la CIA, y Shimon Wheija, del Mosad israelí, y a lo largo de sus de 600 páginas, viviremos toda una serie de verdades que, o bien han sido olvidadas debido al paso del tiempo, o que los medios de comunicación han pretendido ocultarnos, como dice Kapuscinski.

Un thriller lleno de acción, de información, de espionaje, policíaco, con ciertas dosis de romanticismo, que, muchos, tal vez, califiquen como conspiranóico, pero que sin embargo está avalado por los informes de prestigiosos profesores universitarios, especialistas en la construcción de rascacielos, especialistas en demoliciones, y en los comentarios de más de 2500 personas, profesionales, militares de alta graduación de los ejércitos de Estados Unidos, pilotos civiles y de su fuerza aérea, controladores aéreos, testigos y víctimas. 

¿Todos mienten? No creo. 

Al final de cada uno de mis libros detallo los enlaces a mis fuentes de investigación por si algún lector quiere comprobar la veracidad de lo expuesto en esta intrigante historia, y en este sigo la misma costumbre.

El enlace a la página de compra de esta novela, en Amazon, es: relinks.me/1091402981