LIBROS DE OTROS AUTORES


Hoy, un escritor casi desconocido para los lectores, igual que lo puedo ser yo, debido a la ingente cantidad de libros que se publican en España, unos a través de grandes o pequeñas editoriales, otros a través de plataformas de publicación, como Amazon, ha llegado a mis manos un libro, enviado por su autor, DANIEL CANALS FLORES.

La portada es sugerente del contenido que podía encontrar entre sus páginas y, aunque no soy un adicto a la lectura de ciencia ficción, algo me ha llamado la atención al leer sus primeras páginas. Primero, una prosa correcta, descriptiva aunque en su justa medida, y sobre todo, premonitoria, por lo que está ocurriendo hoy en día en este mundo en el que vivimos, rodeados de alta tecnología.


Le he dado una primera lectura, y lo que me ha sorprendido, son sus conocimientos en el área tecnológica de automatización y robótica, sin descartar la lógica aplastante a la que nos lleva con su escrito, a una verdad que se está produciendo en todos los países industrializados debido a la globalización y al afán desmesurado de multinacionales y gobiernos por controlar el mundo en su propio beneficio y con total desprecio por la raza humana sobre todo, aunque las consecuencias afectarán en igual manera a todo ser vivo.

Somos, los humanos, la única raza sobre el planeta que se depreda a sí misma, y salvo que se produzca un cataclismo mundial, y los supervivientes y sus descendientes, si logran sobrevivir sin taras congénitas debido a las radiaciones nucleares u otras, regresen a un estado primigenio semejante al de nuestros antepasados más lejanos, la especie humana desaparecerá de la Tierra, lamentablemente.

A Jules Gabriel Verne, más conocido como Julio Verne, se le tuvo como un visionario por las obras que escribió, adelantándose a su tiempo con la exploración del mundo y el proceso tecnológico, en una época, mediados de 1800, en la que se convirtió en lector compulsivo de cuantas revistas científicas y de investigación caían en sus manos, llegando su, ¿fantasía?, a convertirse en una realidad que, hoy en día, nos puede llenar de pavor, por el desarrollo de esa tecnología robótica. 

¿Será Daniel Canals Flores, otro visionario al que no le haremos caso hasta que nada tenga solución?

Rafael López Blasco, en el prólogo que escribe para este libro, nos dice:

Que los humanos, esa estúpida comunidad microscópica del Universo, se van a autodestruir, es solo una cuestión de tiempo, poco tiempo. ¿Cómo podrían superar su nivel de ciega idiotez? Destruyéndose de diferentes maneras...

 Daniel Canals Flores, bautizado con tinta como “Metralla” o “Doble M” nos muestra en Tú, robot, el inicio del fin de la Tierra desde diferentes ángulos. La obra nos abre los ojos; a la lenta agonía del planeta por la contaminación se suma la Inteligencia Artificial, algo que, pensado para alimentar la egoísta comodidad humana, se transforma en un cáncer invisible con una frenética carrera por dar un golpe de estado a la civilización, con un único fin, su exterminio.

 Daniel Canals Flores, escritor compulsivo más allá de la histeria, esparce letras que plasma con astucia y maestría en esta obra, mostrándonos un doloroso futuro que se nos viene encima ante una humanidad vencida de antemano por su comodidad y automatismo; muestra una sociedad abatida y pervertida, sin duda por la avaricia caníbal de una clase dirigente carente de cualquier escrúpulo y ávida de beneficios, a costa de los más débiles, simples números para ellos.

 Observe su domicilio, lector, ¿cuántos aparatos “moran en su hogar” ejerciendo diversas funciones? Salga a la calle y compruebe; máquinas que nos transportan, nos ofrecen bebidas, nos cobran o controlan nuestra velocidad, nuestro tiempo, nuestra vida. Piense ahora en la cantidad de puestos de trabajo que se han perdido durante los últimos años en favor de las máquinas. Tú, robot, es presente y un negro futuro palpable del que será muy difícil escapar, por un mal, llamado “Inteligencia Artificial”.

Tú, robot, es una seria advertencia a la Humanidad. Escribiendo este relato un escalofrío recorrió mi alma: las siglas I.A. (Inteligencia Artificial) corresponden a las del indiscutible genio de la robótica Isaac Asimov. ¿Fue consciente el maestro de ello? Sirva este libro como un homenaje a su obra y a su inquietante visión futurista, también a la de Julio Verne, y a la de tantos otros visionarios que nos advirtieron sobre el fin de nuestra especie. No hará falta que vengan extraterrestres a exterminarnos, lo haremos nosotros mismos.

La cuarta revolución industrial y el egoísmo de unos pocos engendrarán el monstruo que acabará dominando el Universo y destruyendo a la especie humana...

De momento, lo que he leído me ha gustado, y no solo por la historia que cuenta, de la que sé poco por el momento, pero que me ha dado motivos, creciendo mi interés en leerla.

Aconsejo su lectura. La podréis encontrar en formato digital, clicando en el siguiente enlace:


 relinks.me/B07YJZ7PY1

NO SÉ SI PONERME A SERVIR O BUSCAR CRIADA

Es cierto, amigos, me encuentro en uno de esos momentos de ambigüedad emocional, que tanto me da una cosa como la otra. Y todo tiene una explicación. Cuando uno es más joven, y yo lo fui también, la ilusión por escribir una novela que estuviese bien escrita, que la trama fuese interesante, que atrapase al lector desde la primera página, me daba fuerza e ilusión para continuar escribiendo durante horas y horas sin que me pesasen.

Pero el tiempo pone las cosas en su sitio. No se trata solo de que escribas bien, de que tu historia guste a los lectores, generalmente a unos cuantos, porque hay tantos géneros de novela como lectores adictos a cada género, y que por ese mismo motivo no llegarán a leer nunca, o casi nunca, una novela tuya a menos que seas uno de los escritores de renombre.

Que presentes tu novela a un concurso literario y quedes finalista es como si te tocase la lotería, y eso, hablando solo de concursos provinciales, de ayuntamientos o asociaciones, porque son tantos los escritores que se presentan a ellos, que es difícil, muy difícil, o has de tener la suerte de cara durante el concurso para que seleccionen tu obra, como me ha ocurrido en alguna ocasión.

Me presenté, debido a esa autoconfianza que poseemos cuando somos escritores noveles, a concursos de Planeta y Anagrama; les envié los manuscritos por triplicado y a doble espacio. Pasaron los meses, y un buen día recibí una escueta misiva en la que me decían que mis libros no habían sido aceptados. En aquel momento, esa respuesta me decepcionó, es cierto, pero tuve que comprender que había escritores que lo hacían mejor que yo, y, que, o bien tenían más pedigrí literario que el mío, que también era normal porque yo llevaba escribiendo desde hacía muy poco tiempo, o eran autores que ya habían publicado anteriormente con la editorial en cuestión.Y como hay que rendirse ante la evidencia, entendí que, para ser un escritor famoso, no hace falta solo que escribas bien, sino que seas magnífico escribiendo, que tu novela pueda ser considerada por la editorial como una superventas y les plazca invertir en ella, pues nunca lo harán si su inversión no genera beneficio, o que, como he dicho anteriormente, ya hayas publicado con ellos.

Pero no me rendí e intenté que me publicase una de esas tantas editoriales que casi nadie conoce, pagando la edición para que me llenasen la casa de libros, de mis libros, para que los vendiese yo mismo donde creyese oportuno, y el mundo se me cayó encima.O sea, que después del tiempo invertido en escribir mi novela, corregirla lo mejor que supe, maquetarla de acuerdo con algunas normas que se me dieron a través de Internet, encargar la cubierta a una diseñadora, fantástica en su trabajo, pero claro, pagándole por el mismo, ¿tenía que salir ahora a la calle, librería por librería para intentar vender alguno de mis ejemplares? En parte, aquello destrozó mi ilusión, pero seguí escribiendo porque me apasionaba contar historias bien contadas.

Por aquellos entonces, yo seguía bastante verde en cuanto a los entresijos de la publicación y pasé por las mismas situaciones que otros compañeros de letras. Publiqué en La Casa del Libro y vendí algunos ejemplares de una de mis primeras novelas, fuí autor Tagus del mes y me propusieron, como a otros muchos, publicar con Espasa Calpe, filial de Planeta. Pero después de firmar un contrato leonino, con la cesión de todos los derechos durante diez años, y percibir tan solo el 10% del importe de las ventas,que me relacionarían cada seis meses, mi obra seguía tal cual la envié a La Casa del Libro sin haber hecho ni una sola corrección, sin maquetarla profesionalmente y sin que se me llegasen a enviar las galeradas, tal y como se indicaba en el contrato. Ni que decir tiene, que denuncié el mismo por incumplimiento, se rescindió el contrato y recuperé mi libro.

Después de aquello publique en Amazon, tanto en papel como en digital, y durante un tiempo no fue nada mal. Los libros se vendían, no lo que yo hubiese deseado, pero se vendían tanto editados en papel como en digital, a diferentes precios, claro, hasta que me di cuenta de que mis libros, todos se vendían de manera paralela en otras páginas digitales, pirateados desde las ediciones en digital, a pesar de estar protegidos por DRM, en una cincuenta páginas de diferentes países, sin que por aquellas ventas percibiese yo ni un céntimo.

O sea, que me he pasado años investigando, imaginando, escribiendo, corrigiendo, maquetando, encargando las portadas a profesionales, y después publicando en Amazon, para que esa páginas piratas de descarga gratuita para los lectores registrados en las misma, previos pagos de cuotas o cargos telefónicos por las descargas, vendían miles de mis novelas sin que yo percibiese ni un céntimo por dichas ventas,

Durante bastante tiempo estuve publicitando mis novelas en las Redes Sociales, pero he llegado al convencimiento de que no me interesa hipotecar mi tiempo delante del ordenador para publicitar mis novelas un día detrás del otro, y vender tan solo algún ejemplar de vez en cuando. Probablemente esté equivocado o probablemente no. Lo que sí sé, es que estoy cansado de todo este ajetreo y preocupación porque hay más vida que disfruta, y con mis años, la vida se escapa entre los dedos sin que me de cuenta. Sé que por esta misma situación están pasando infinidad de escritores, que también lo hacen muy bien, muchos, incluso mejor que los editados por las grandes editoriales, solo que, con la diferencia, de que nuestros libros no están representados físicamente en las librerías de España, y eso se nota en las ventas.

Solo deciros que mis novelas gustan a aquellos lectores que disfrutan con la ficción histórica, y que mis títulos los podréis encontrar en Amazon, en mi página de autor, a unos precios módicos asequibles a cualquier bolsillo: Seguid este enlace si estáis interesados en alguno de ellos o, aunque solo sea por simple curiosidad : https://www.amazon.es/Libros-Francisco-Casero-Viana/s?rh=n%3A599364031%2Cp_27%3AFrancisco+Casero+Viana  

Yo os lo agradeceré

Gracias a todos los que me leéis.

OTRAS HISTORIAS Y RESEÑAS SOBRE CASSU BELLI - BANDERA FALSA - 1898-2010.



Hace unos días publicaba en este blog el motivo de la novela, que no fue otro que la fusión en un solo volumen de tres de mis novelas escritas con anterioridad, pero continuistas con la historia y con los mismos personajes. La trilogía "MUYAHIDÍN" está compuesta, como he comentado, por las novelas, "Muyahidín, La Ira de Alá, y Bandera Falsa/Terrorismo de Estado.

El motivo de la recopilación en un solo volumen es simple: que el lector pudiese acceder a la historia completa de los tres libros, pues la lectura de uno sin los otros, deja la historia incompleta, y el lector se queda con ganas de saber más, al mismo tiempo que el lector invierte menos dinero en la compra de la compilación que si compra los libros por separado.

Esto fue lo que le ocurrió a uno de los lectores de Muyahidín, y me lo hizo saber a través de una reseña que hizo del primer volumen de la trilogía: Muyahidín, porque tal vez, él ignoraba que había dos libros más que completaban la historia del primero.

Lo cierto es, que cada libro lo escribí en momentos diferentes según se desarrollaban una serie de circunstancias en el mundo y que yo no podía prever en el momento de escribir el primer libro.

Asensio Piqueras es escritor albaceteño con varias obras en su haber, y me decía lo siguiente sobre Muyahidín:

"Muyahidín”, de Francisco Casero es un libro que nos relata la historia del pueblo judío a raíz de su creación y del porqué se crea. Sigue unos pasos históricos muy bien descritos y documentados. Para quien no tenga muy claro que son los árabes, los israelíes, los palestinos, el judaísmo o los mahometanos, tendrá una lección de historia perfecta. Una documentación exhaustiva, y precisa, nos narra la vida y milagros de la familia Bin Laden hasta mediados de los 90. Trama con ligeros toques de novela negra, intriga, pasión, dinero y sobre todo poder, poder total hasta donde se puede manejar la voluntad de las personas y no solo a través de la religión. Se me queda algo corta y excesivamente documentada con saltos en el tiempo sin definir, Pero se deja leer por la narración que hace Casero con una fluidez de ficción y realidad que la simultanea con ingenio y soltura".
Asensio Piqueras

Está claro, que la exposición que realiza sobre el contenido del libro (primera parte de CASUS BELLI), es una exposición escueta pero real de lo que se va a encontrar el lector, imaginando que, de haber leído la trilogía completa, su reseña y opinión sobre ella habría sido mucho más abundante, sin faltar por ello a la realidad de la obra.
Bien, lectores, hoy tenéis la posibilidad de poder leer la historia completa, y si sois amantes de la novela histórica, negra, de invstigación, policiaca, con ciertos toque de romanticismo, y con datos rigurosamente ciertos debido a una exahustiva investigación, este es vuestro libro. 
Lo encontraréis en Amazon, tanto en tapa blanda por 17 euros, como en digital para descarga por 3,94 euros, o con descarga gratuita con Kindle Unlimited por 0.00 euros en: relinks.me/1091402981
Gracias a todos de nuevo por vuestro interés en leerme.
Francisco Casero

CASUS BELLI - BANDERA FALSA -1898-2010




En 1998, después del atentado contra las embajadas norteamericanas de Kenia y Tanzania, y la acusación que se realizó a través de los medios de comunicación de todo el mundo contra un desconocido millonario saudí, llamado Osama bin Laden, me puse a investigar: Recorté durante mucho tiempo la información que aparecía en la prensa escrita, guardé los informes de la prensa online y busqué información y más información en todos los medios a mi alcance en Internet, incluidos documentos desclasificados de algunos gobiernos. El resultado fue un libro sobre los orígenes de los bin Laden y la manera en la que consiguieron una inmensa fortuna.

Pero la información recopilada me sirvió perfectamente para seguir escribiendo otro libro con motivo del ataque terrorista al Word Trade Center de Nueva York en 2001, y, este, en mis investigaciones, me llevó a escribir otro dos libros más sobre el Informe del Congreso de los Estados Unidos, referente al ataque terrorista a la Torres Gemelas.

Descubrí que era cierto lo que dijo Esquilo de Eleusis (dramaturgo griego) en el año 525 a. C: "En la guerra, la primera víctima es la verdad". También lo dijo el periodista polaco Riszard Kapuscinski después de cubrir con sus noticias la guerra civil de Ruanda: La información exacta muere a favor de historias virtuales; el ritmo de la producción se antepone al de la redacción, y los tiempos breves obligan a la superficialidad y la falsedad.

Y de eso trata este libro, compilación de los tres descritos anteriormente para poder llevar a los ojos de los lectores una historia que los medios de comunicación, sobre todo los norteamericanos, dieron a conocer al mundo entero como verídicas; una sarta de mentiras con las que pretendían influir en la opinión pública norteamericana para que aprobasen los planes de invasión de Irak y los ataques a Afganistán del gobierno norteamericano.

De la mano de los agentes secretos, Richard Thompson de la CIA, y Shimon Wheija, del Mosad israelí, y a lo largo de sus de 600 páginas, viviremos toda una serie de verdades que, o bien han sido olvidadas debido al paso del tiempo, o que los medios de comunicación han pretendido ocultarnos, como dice Kapuscinski.

Un thriller lleno de acción, de información, de espionaje, policíaco, con ciertas dosis de romanticismo que, muchos, tal vez, califiquen como conspiranóico, pero que sin embargo está avalado por los informes de prestigiosos profesores universitarios, especialistas en la construcción de rascacielos, especialistas en demoliciones, y en los comentarios de más de 2500 personas, todos ellos profesionales, militares de alta graduación de los ejércitos de Estados Unidos, pilotos civiles y de su fuerza aérea, controladores aéreos, testigos y víctimas. 

¿Todos mienten? No creo. 

Al final de cada uno de mis libros detallo los enlaces a mis fuentes de investigación por si algún lector quiere comprobar la veracidad de lo expuesto en esta intrigante historia, y en este sigo la misma costumbre.

El enlace a la página de compra de esta novela, en Amazon, es: relinks.me/1091402981

DESDE LA TERRAZA


Hace ya muchos años, por allá por 1998 escribí esta novela en la que se relata la vida de cuatro médicos voluntarios de diferentes nacionalidades que decidieron ir a un pequeño hospital para refugiados ruandeses en el mismo centro de África. 
Pero no relato la verdadera tragedia porque es demasiado fuerte incluso hoy, en 2019, después de transcurridos 25 años. Sí relato las vicisitudes que un médico español puede sufrir en un hospital de su país hasta optar por marchar a cualquier lugar del mundo donde pudiese ser necesitado practicando su especialidad de manera altruista.
También las vidas de los otros tres médicos como personas que son, y el mensaje de esperanza que transmiten con sus actitudes hacia los más desvalidos. 
Sí, es un drama. No es una novela romántica, ni de ciencia ficción, ni de terror clásico. Es una novela sobre hechos reales que muchos ignoran o prefieren ignorar poniéndose de perfil para que los hechos no influyan en su mente. 
Literariamente, ha habido escritor, que ha dicho que está escrita con una corrección poco usual, que las palabras se miman para no herir la susceptibilidad del lector, y de hecho así es.   
Otro escritor dijo en su momento que era una novela totalmente recomendable, a la altura de las grandes novelas clásicas sobre África.                             
De las guerras y sus motivos sabemos poco los ciudadanos de a pie, de los motivos por los que las personas, algunas, no todas, deciden sacrificar parte de su vida en ayuda de los más desfavorecidos, tampoco sabemos o no queremos saber desde la confortabilidad que nos da nuestro sofá del salón mientra vemos un aburrido programa de televisión.
Sin embargo, a mí, como autor, sí me preocupa, y por eso he querido relatar la vida de sus protagonistas con sus virtudes y defectos al tiempo que hacer un viaje virtual por el continente africano. 
También hubo otro escritor, que dijo de esta novela, que está a la altura de las novelas clásicas escritas sobre África, aunque yo, como autor, ni quito ni pongo, porque debe ser el lector el que opine después de leerla. Solo digo que es una novela escrita para que la lean solo los valientes. Para aquellos que, además de gustarles la literatura, quieran saber qué es lo que ha ocurrido a su alrededor sin que ellos se percatasen de ello.

 Ignacio Ramonet en MEMORIA/PARA LA MEMORIA: Ruanda 1994, o cómo conocer una historia africana
Publicado el 9 diciembre 2011 nos dice:

No me entendáis mal: el consumidor de noticias es vago y descreído, quiere ver las cosas con sus propios ojos, y no que se las cuenten. Él en su artículo pensó en Ruanda en 1994. Es uno de tantos ejemplos, pero es muy válido. En las mismas fechas en las que tenía lugar uno de los exterminios más violentos de finales del siglo XX, Cannes celebraba su Festival de Cine. La gran ganadora fue Pulp Fiction, eso lo recordamos todos. Lo que no recordamos con tanta claridad es el inicio de un genocidio que inundó con miles de litros de sangre un pequeño país en el centro del continente africano, apenas un insignificante punto en el centro de su mapa. Lo peor de todo es que cuando las imágenes empezaron a llegar a los televisores occidentales mostraban una realidad que no se correspondía con la verdad.
«La verdad es el motivo por el que ocurren las cosas, la realidad es una fracción de mundo que queda congelada en un instante, en unos cuantos fotogramas. Francia montó una llamada “operación turquesa” para proteger a las poblaciones. Genocidio, víctimas, protección. Todo parece funcionar. Pero como del genocidio no hubo imágenes reales, lo que los telespectadores ven cuando creen estar viendo a las víctimas no es otra cosa que a los victimarios, y la “operación turquesa” fue tendida para defender a los autores del genocidio. Este tipo de información no puede decir una cosa y su contraria, no se puede decir: ha habido víctimas, he aquí los verdugos. Los verdugos son víctimas»
Pero… ¿quién sabía quiénes eran los hutus o los tutsis? ¿Quién sabía de los motivos? Kapuscinski estuvo durante sus viajes por el continente africano. En su libro Ébano, el periodista explica a través de diferentes historias sus experiencias, no EN sino CON. Con personas de allí, de sus encuentros y sus experiencias con ellas. Uno de esos artículos recoge una conferencia que dio sobre Ruanda. Su historia, su genocidio de 1994, pero sobre todo de las razones que abocaron al país a ese terror concentrado en tres meses.
Antes de entrar en interminables discusiones sobre el binomio objetividad/subjetividad, quiero que penséis en las palabras del principio de este post, en esas mutaciones de algunos conceptos básicos del periodismo, en esas realidades que no se corresponden con las verdades: las televisiones emitieron una «construcción ficticia que fue la única que hubo y quedó». Son palabras extraídas de uno de los artículos del periodista polaco que componen Los ojos de la guerra, una serie de crónicas nacidas de la emoción compartida por diferentes corresponsales de guerra ante la noticia de la muerte del periodista Miguel Gil en una emboscada en Sierra Leona mientras cubría la contienda en mayo de 2000. Pero no nos perdamos en otras historias, volvamos al hilo del discurso para su conclusión.
Ryszard Kapuscinski (1932 - 2007)
Ryszard Kapuscinski (1932 – 2007)
La información exacta muere a favor de historias virtuales; el ritmo de la producción se antepone al de la redacción, y los tiempos breves obligan a la superficialidad y la falsedad. «Cuando estuve en Ruanda, durante la matanza de 1994, noté que muchos periodistas, de tan conectados con su central por teléfonos y correo electrónico, no veían lo que pasaba en el lugar. Llamaban a sus jefes en Nueva York, Londres o Madrid, quienes les decían que necesitaban confirmar esta u otra noticia que les había llegado. Ya no eran reporteros: sólo seguían órdenes de unos jefes que ni siquiera sabían dónde quedaba Ruanda» En otro de sus libros, Los cinco sentidos del periodista, Kapuscinki también hace referencia a Ruanda. En esta ocasión, hace hincapié en el reducidísimo grupo de personas que realmente conocieron en profundidad los hechos. Y en el asombro que sintieron por las falsedades con las que se dieron a conocer esos hechos. Sus voces, alternativas y difundidas a través de algunos pocos libros, no podían competir con la accesibilidad de los medios masivos.
Vivimos en un mundo de tantas culturas que solamente un reducido grupo de especialistas es capaz de entender y aprender algo de lo que está pasando. El resto accede al discurso fragmentado y superficial que los grandes medios condensan en un minuto: se trata de un problema que seguiremos sufriendo mientras las noticias muevan tanto dinero, estén influidas por el capital y compitan como productos de los dueños de los medios.
¿Eres valiente? ¿Te atreverás a leerla? Entonces la podrás encontrar en el siguiente enlace de Amazon: relinks.me/B00RWGKP5U
Gracias por leerme.


ALGO MÁS SOBRE GIULIA


Todas las novelas, sobre todo cuando son de un autor poco conocido suelen presentar algún reparo para que las lea el lector. Ya dije que se trata de una novela negra, policiaca, romántica a su vez, e histórica, al tratar sobre la mafia siciliana en unos años en los que llegó a convertirse en la organización delictiva más importante de aquellos años, los setenta del siglo pasado. Se fundamenta en la vida de una joven abogado italiana, hija de uno de los fiscales de la Corte Penal de Roma. Pero no os quiero destripar la novela, aunque sí os voy a poner el prólogo de la misma por si os mueve el gusanillo para que la leáis. 


A las seis de la mañana, todavía era de noche, pero dispondrían del tiempo justo para vestirse, asearse un poco y tomar un cappuccino, antes de que los agentes que los tenían que llevar a Fiumicino en una furgoneta anónima hiciesen acto de presencia.
 Giuseppe les había indicado que no habría más avisos de su llegada que la intermitencia de unas luces de cruce de la furgoneta, y deberían estar preparados para subir a ella, lo más rápido posible y sin llamar la atención, aunque a aquellas horas serían pocos los automóviles que circularían por la calle y posiblemente ninguna persona a pie. No obstante, la precaución era prioritaria.
Los cuatro muchachos esperaron en el portal de la casa. Casi inmediatamente, al principio de la calle apareció una furgoneta Alfa Romeo AR6 de color azul, sin más distintivos que una ancha franja de color rojo que la atravesaba a todo lo largo por encima del capó del motor y el techo. Solo llevaba cristales en las ventanillas del conductor y el copiloto, quedando el resto del espacio de carga con la misma plancha de construcción del vehículo.
Salieron del portal, y a la carrera llegaron al lateral de la furgoneta, que mantenía una de sus puertas abiertas para que entrasen.
Detrás del conductor y acompañante, había dos filas más de asientos corrido y se sentaron en el último, el anterior al espacio de carga: los dos muchachos a los lados y las jóvenes en el centro del asiento.
El mismo carabiniere que había abierto la puerta para que entrasen los jóvenes, la cerró, subió a su asiento delantero y la furgoneta se puso en marcha en dirección a Via Arenula; atravesó el puente Garibaldi sobre el Tíber, junto a la isla Tiberina, y se encamino hacia las afueras de Roma, por la Via di Trastevere para tomar la Via Portuense en dirección a Fiumicino.
Mientras circulaban por la carretera, el acompañante del conductor se volvió en su asiento para entregarles una mochila que contenía dos pistolas Beretta, cuatro cajas de munición y dos sobres. Uno de ellos muy abultado.
––Nunca se puede saber qué va a pasar –les dijo conciso–. En uno de los sobres hay dos millones de liras para vuestros gastos iniciales, y en el otro, unas instrucciones claras y varios números de teléfono, con explicaciones de cómo los debéis usar según las circunstancias. Os aconsejo que los memoricéis. Podrían haceros falta en un momento dado.
Cuando tengáis un lugar seguro donde alojaros, llamaréis a don Enrico para que os proporcione una cobertura con agentes de paisano de la brigada antimafia. Eso es todo por el momento. Leed cada uno de vosotros las instrucciones para saber qué es lo que tendréis que hacer en caso de que os separaseis por alguna circunstancia.
Quince minutos después, cuando circulaban por la carretera que llevaba a Fiumicino, un automóvil negro se dispuso a adelantarlos, mientras las luces de los dos vehículos iluminaban las blancas pintadas de los árboles que marcaban el linde de la calzada.
Al llegar a la altura de la cabina de la furgoneta, desde el interior del automóvil, bajaron una de las ventanillas traseras por la que apareció la siniestra boca negra de una metralleta Skorpio, que de inmediato comenzó a tocar una balada de muerte, iluminando la ventanilla del automóvil con cada detonación. En la furgoneta policial, las mujeres gritaron asustadas por lo inesperado del ataque y todos agacharon las cabezas.
Francesco y Alessandro, más acostumbrados al retumbar de las armas, se inclinaron sobre las dos jóvenes, obligándolas a echarse entre los asientos para protegerlas con sus cuerpos.
La furgoneta, perdida la dirección al ser alcanzados por las balas el conductor y acompañante, dio dos bandazos y colisionó contra uno de los árboles del linde, muertos los dos carabiniere y perforado todo su lateral por un rosario de impactos.
Aunque la colisión contra el árbol fue brutal, debido a la velocidad de marcha de la furgoneta, y el conductor y el acompañante estrellaron sus cabezas contra el parabrisas, ya estaban muertos en el momento del choque.
Los dos muchachos acusaron el impacto entre los asientos, aunque el golpe fue mitigado en parte por el respaldo de los asientos anteriores mientras las dos jóvenes gritaban de nuevo aterrorizadas. Un momento después del golpe contra el árbol, escucharon el frenazo de un coche al detenerse.
Francesco y Alessandro continuaron inmóviles sobre las mujeres, protegiéndolas y haciéndoles gestos con las manos para que no se moviesen ni articulasen ningún grito más, mientras sacaban sus armas.
Poco después se abrió la puerta lateral de la furgoneta por la parte que daba al centro de la calzada, y lo primero que vio Francesco desde su posición, fue el siniestro agujero del cañón de la metralleta Skorpio con la que les habían disparado, el sombrero de ala ancha del individuo que había abierto la puerta, y debajo de las alas del sombrero, la sonrisa siniestra y cruel de su propietario, que se borró como por ensalmo al aparecer un agujero en su rostro, junto a su nariz, producido por el disparo efectuado por Francesco, a quemarropa.
El impacto de la bala contra su cara lo lanzó hacia atrás y hombre quedó tumbado en el suelo, de espaldas, mientras la sangre que manaba de su cabeza formaba un charco carmesí sobre el asfalto.
La apertura violenta de la puerta y el disparo de la Beretta de Francesco sorprendió a las dos jóvenes, que no esperaban esa reacción, y gritaron de nuevo, aterradas.
Giulia sacó uno de sus brazos por debajo de Francesco, para, a tientas, encontrar su bolso y sacar la Beretta que le entregara el policía en el momento de emprender el viaje. En tanto que, Beatrice, tumbada casi literalmente entre los asientos, protegida por el cuerpo de Alessandro, sollozaba, tapándose la cara con las manos, aunque Giulia se sobrepuso inmediatamente, apretando la culata de su arma con rabia.
Alessandro, sin perder tiempo en averiguaciones, abrió la portezuela del lado opuesto de la furgoneta y salió al arcén, amparado por el furgón. Detrás de él, lo hizo Giulia, reptando sobre el cuerpo de Beatrice, tendido entre los asientos. Estaba colérica, decidida a vender cara su vida, y parecía que el momento había llegado.
Escucharon las voces de alarma del conductor del automóvil, a la vez que una serie de impactos de bala se producían de nuevo contra la puerta de la furgoneta que había abierto el mafioso muerto.
Protegido por el furgón, Alessandro se desplazó hacia la cabina del conductor y comenzó a disparar su arma contra otro de los asaltantes que también había salido del automóvil Citroën Stromberg negro para rematar el trabajo, y que ahora regresaba a toda prisa hacia su vehículo parado en mitad de la carretera, a unos metros de distancia, mientras su conductor lo mantenía en marcha.
 Aunque Alessandro se sorprendió al escuchar más disparos junto a él, pensó que sería Francesco, quien se habría protegido detrás de la furgoneta junto a él. Miró de soslayo y vio que era Giulia, la que con firmeza y el rostro desencajado por la rabia, sujetaba con las dos manos la culata de su pistola y realizaba disparos acompasados, intentando no fallar el blanco.
La miró…, sonriéndole, sorprendido por aquel coraje, y siguió disparando.
Las balas de Alessandro impactaron en la espalda del agresor, y el hombre se desplomó en el suelo. Las disparadas por Giulia debieron impactar contra la cabeza del conductor del automóvil, que se derrumbó sobre el volante, haciendo sonar el claxon de forma continuada.
Francesco salió de la furgoneta y corrió hacia el hombre que había abatido Alessandro para cerciorarse de que no estaba vivo, en tanto este apremiaba a Beatrice para que saliese de la furgoneta. Luego confirmó que conductor y copiloto estaban muertos.
Beatrice, sumida en la histeria, lloraba con el terror afligiendo su rostro.
Salió de entre los asientos de la furgoneta y corrió como una posesa hacia Alessandro, abrazándose a él como una niña indefensa. Luego caminaron hacia el coche de los asaltantes sin que Beatrice dejara de ceñirse a su cintura.
Giulia, una vez confirmada por Francesco la muerte de los dos hombres del automóvil salió del resguardo de la furgoneta, y caminó atenta, con el arma apuntando al vehículo de los asaltantes, por si en su interior hubiese algún movimiento extraño.
Su cara tenía una expresión muy diferente a la que generalmente había impresa en ella. Estaba muy seria, con las mandíbulas apretadas y los ojos muy abiertos, buscando algún movimiento raro al otro lado de la carretera.
Entre los dos jóvenes, sacaron al conductor muerto del automóvil, y después subieron en él para seguir su viaje hacia Fiumicino. Alessandro lo puso en marcha, comenzando a circular por la carretera, mientras su rostro revelaba un aire de preocupación. Era impensable para él, que lo vaticinado por don Enrico en casa de su hija, se hubiese producido en tan corto espacio de tiempo.
––No podemos dejar esos cuerpos en mitad de la carretera –dijo Francesco, cuando ya se habían alejado un kilómetro.
––Pero tampoco podemos regresar para retirarlos de allí.  Podrían vernos si pasa algún otro vehículo y denunciar el hecho a los carabinieri, y no sabemos de qué parte podrían estar los que viniesen –respondió Alessandro, sin dejar de pisar el acelerador.
––Tienes razón.


Espero que os guste y le deis la oportunidad de leerla


SOBRE MI NOVELA CASUS BELLI - BANDERA FALSA - 1898-2010

 BASES DEL SORTEO EN: https://www.hayungansoenmisopa.com/2019/09/sorteo-tres-novelas-mias.html


Parte de la vida de dos personajes históricos que tuvieron un relevante protagonismo en Arabia Saudí y Oriente Medio. La creación de un Estado en el interior de un país que no era el suyo y las guerras que suscitó en su momento y que todavía perduran. La intervención de los servicio servicios secretos de los países poderosos del momento en el devenir de la historia. Invasiones. Atentados terroristas. Ataques de Bandera Falsa para justificar acciones bélicas contra otros países. Y mucho más que no imaginas.

Esta podría ser la síntesis de la trilogía Muyahidín refundida en un solo volumen: CASUS BELLI. Richard Thompson, de la CIA, y Shimon Wheija, del Mosad israelí, nos irán descubriendo la actuación de las Agencias de Seguridad, donde la traición, la corrupción, la subversión, el chantaje, la intoxicación, el engaño y el asesinato, son la forma de vida para conseguir sus objetivos, sin importarles nada los resultados que dichas acciones puedan acarrear a la comunidad internacional. Pero ellos también son humanos, y conocen la fidelidad, la amistad y el amor, aunque en determinados momentos se deban convertir en verdaderos asesinos.

Una novela llena de acción, intriga, policíaca, negra, pero a la vez, sensible, romántica, histórica, en la que destacan hechos qué, por su gravedad, no han sido explicados ante la opinión ciudadana, manipulando intencionadamente esas informaciones los gobiernos y servicios secretos de algunas potencias para ocultar a la opinión pública la verdadera realidad de lo sucedido. ¿Te atreverías a leerla?

Si estás interesado, suscríbete a mi blog y podrás participar en el sorteo. Te deseo suerte.

Si quieres comprarla, clica en el enlace: relinks.me/1091402981


SORTEO TRES NOVELAS MÍAS

Hola, lectores.

Hace unos día comenté en Facebook que realizaría un sorteo de tres ejemplares de una de mis novelas, en este caso se trata de la compilación en un solo volumen de mi trilogía MUYAHIDÍN, que consta de los libros Muyahidín, La ira de Alá y Bandera falsa, aunque el título de la compilación es CASUS BELLI - BANDERA FALSA - 1898-2010.

                                                                     BASES

Puede concursar cualquier persona interesada, que previamente se registre en para el concurso en mi blog https://www.hayungansoenmisopa.com/ en el apartado CONTACTA CON EL AUTOR, indicando nombre y correo electrónico, y en el lugar MENSAJE, indicar para sorteo libro CASUS BELLI.

El periodo de suscripción al concurso permanecerá abierto desde el jueves día 5 de septiembre hasta el jueves día doce de septiembre, ambos inclusive, no admitiéndose más concursantes a partir del las 11,99 horas del día 12.

El sorteo se realizará de manera aleatoria. limpia, sin que haya preferencias por ningún concursante, mediante algoritmo de selección.

Cada participante en el sorteo, solo se podrá registrar una sola vez.

Una vez determinados los ganadores, se publicarán en las redes sociales, y a través de correo electrónico, se les solicitará una dirección de envío para la entrega gratuita del ejemplar que le haya tocado en suerte. El envío se realizará a través de correo ordinario con gastos de envío pagados.

Animaos, lectores, cualquiera de vosotros puede ser ganador, y el que no participa no tiene opciones de ganar una buen thriller de acción, policiaco, de espionaje, político, de novela negra e histórico.

Suerte a todos 







SOBRE LA NOVELA HISTÓRICA



Amigos lectores de la Historia
Después de muchos años dormidas en el “limbo” , ese lugar al que llegan las novelas menos leídas en Amazon, tal vez porque no han despertado la suficiente curiosidad en los lectores, aunque también “mea culpa” por no haber sabido despertar en ese lector de novela Histórica  –“con mayúsculas”–, el suficiente interés por ellas, creo que ha llegado el momento de que les preste un poquito de atención y os las vuelva a enseñar, aunque muchos de vosotros ya conocéis sus portadas.
Sí, me refiero a la trilogía Muyahidín, escrita hace ya bastantes años, pero no por ello menos interesantes en cuanto a hechos históricos.
También es cierto que no poseen el exotismo de las novelas sobre el Imperio Romano, los Incas de Perú, las historias de Vikingos, o las que relatan la vida en Egipto durante la época faraónica, pero lo que se relata en ellas también es historia, aunque de nuestra época contemporánea, de la que nos atañe a nosotros hasta nuestras fechas, y no me refiero a los años de la Guerra civil española ni a la Segunda guerra mundial, porque lo que se relata ha ocurrido entre los años 1930 y nuestros días. Sus consecuencias las sufrimos en estos momentos e diferentes partes del mundo,
Me refiero a mis novelas Muyahidín, La ira de Alá y Bandera Falsa -Terrorismo de Estado.
En esta ocasión solo os quiero hablar de ellas y haceros unas preguntas:
¿Cuáles han sido las películas más vistas en los últimos cincuenta años?:

Seguro que me responderéis , todas aquellas sobre la Segunda guerra mundial y las del famoso espía del MI6 inglés, James Bond, ¿no es cierto?
¿Y no despierta ningún interés en vosotros, como lectores, la historia acaecida en el mundo con posterioridad a nuestra Guerra Civil española?:
Sí, esa que nos atañe, sobre todo a los europeos por la masiva llegada a nuestras costas de tantos miles de refugiados, huidos de sus países de origen por las guerras crueles y fratricidas que los asolan. Con todos mis respetos hacia ellos, las tres novelas relatan, desde el origen de todos los males hasta sus nefastas consecuencias actuales. Pero también se da a conocer a sus culpables, a los reales, a los gobiernos que, por su ambición expansionista y dominadora de un mundo cada día más globalizado, deciden sobre nuestras vidas como individuos, como ciudadanos de cualquier país del mundo, y lo hacen con mentiras, ocultando sus verdaderos motivos y permitiendo que los medios nos hagan llegar solo una parte ínfima de los hechos, tan sesgada y distorsionada que para los ciudadanos pasa desapercibida, pero que modifica nuestras vidas de tal forma que ya no somos libres.
¿Y qué será lo que nos pueda contar Francisco Casero, como autor de unas novelas de ficción histórica?:
Pues, verdades, aunque muchísimas personas pensarán que solo se trata de “una teoría conspiranoíca”, en cuyo caso, estaréis en vuestro perfecto derecho de pensar como mejor creáis.
¿Pero pensaríais de la misma manera, si en todas mis novelas citase la fuente de mis investigaciones?:
Seguro que algunos lectores no dudarían de los hechos relatados en las novelas, otros sí que dudarían de la veracidad, y otros, posiblemente una mayoría, dudaría totalmente porque sería del todo imposible imaginar que tales hechos hayan podido ser ciertos. Y a todos esos lectores, les diría que están en su derecho de pensar como mejor crean conveniente.
¿Pero cuál sería la reacción de esos lectores o posibles lectores, si les dijese que mis investigaciones provienen de fuentes fidedignas que pueden comprobar por ellos mismos después de leer cada novela?:
Yo os lo diré: estupefacción por la gravedad de los hechos y la irresponsabilidad de los dirigentes de muchos países.
De uno de los hechos recientes más graves ocurridos en este Siglo, y me refiero a la “demolición del Word Trade Center de Nueva York”, hace tan solo 18 años, hay cientos de investigadores de prestigio internacional, catedráticos de Universidades de prestigio mundial, políticos reputados internacionalmente también, expertos en demoliciones, constructores de rascacielos, expertos en el control de incendios y, muchos oficiales conocidos y respetados cargos estadounidenses militares, agentes de los servicios de inteligencia, veteranos de las fuerzas del orden público y los funcionarios del gobierno Norteamericano, que han expresado una gran crítica al informe de la Comisión 9/11 o han hecho declaraciones públicas que contradicen el informe. Varios de ellos,  incluso alegan complicidad del gobierno en los terribles actos de 9/11.
Pero hay muchas más de 220 declaraciones de altos funcionarios de la administración Norteamericana, y sus voces colectivas dan credibilidad a la afirmación de que el informe de la Comisión 9/11 es trágicamente errónea, por lo que estas personas no pueden ser simplemente descartados como creyentes irresponsables en alguna teoría de conspiración del 9/11. Su preocupación sincera, respaldado por sus décadas de servicio a su país, demuestran que la crítica del informe no es irresponsable, ilógica, ni desleal per se. De hecho, puede ser todo lo contrario.
El general de división Albert Stubblebine, del ejército de los EE.UU. (ret) –(Ex Comandante General de Inteligencia del Ejército de Estados Unidos y del Comando de Seguridad durante el periodo de 1981 a 1984, al mando de 15.000 agentes de inteligencia y de seguridad, así como jefe del Comando de Investigación y Desarrollo Electrónico del Ejército de Estados Unidos y de la Escuela de Inteligencia del Ejército de Estados Unidos y Centro. También ex jefe de Interpretación de Imágenes de Ciencia y Técnica de Inteligencia, con una carrera en el Ejército de 32 años. Dijo en un vídeo/entrevista tomado el 28/06/2009:

––Soy el general de división Albert Stubblebine. Estoy retirado como comandante general del Ejército. En mi última asignación, yo era responsable de todas las fuerzas de inteligencia estratégica del Ejército en todo el mundo. Tenía la responsabilidad de las señales de inteligencia, fotos de inteligencia y contra inteligencia del ejército, la inteligencia humana. Todos ellos estaban bajo mi mando en mi última asignación. … Se suponía que debía averiguar lo que el enemigo estaba haciendo, antes de que el enemigo pudiera hacer algo para tomar medidas contra él.
Eso es inteligencia antes del hecho. Por lo tanto, nunca dependemos de un solo informe de datos antes de tomar una decisión, porque lo mejor es saber exactamente lo que está pasando. … Así que he tenido mucha experiencia mirando fotografías de muchas plataformas diferentes en muchos países de todo el mundo.
––Entrevistador : OK.  Así el 11 de septiembre, en el año 2001, ¿que impactó el Pentágono? –
––General Stubblebine : No sé exactamente lo que dispara, pero sí sé, desde las fotografías que he analizado y revisado con mucho cuidado, que no fue un avión.
––Entrevistador : ¿Qué le hizo creer que no fuese un avión?
––general Stubblebine : Bueno, en primer lugar, si nos fijamos en el agujero que se hizo en el Pentágono, si hubiese sido un avión el morro debió penetró lo suficiente para que las marcas de las alas hubiesen estado en las paredes del Pentágono. No he sido capaz de encontrar las marcas de las alas. Entonces, ¿dónde estaban?¿Esta nave – vehículo, o lo que fuera – tenía alas? Aparentemente no, porque si hubiera tenido alas, habrían hecho marcas en el lado del Pentágono. A una persona contrarrestado mi teoría, y dijo: “Oh, has entendido todo mal. Y la razón por la que está mal es que cuando el avión se encontró, un ala inclinada hacia abajo y cayó al suelo y se rompió. ” Le dije: “Está bien, eso es posible, un ala podría haber roto.” Pero si entiendo correctamente, la mayoría de los aviones tienen dos alas. No he conocido a un avión con una sola ala. Entonces, ¿dónde estaba la marca de la segunda ala? OK, uno se interrumpió – que debería haber sido una marca para la segunda ala. No he podido encontrar que en ninguna de las fotografías que he analizado. Ahora he sido muy cuidadoso para no decir lo que pasó allí. ¿Por qué? Debido a que usted no tiene esas pruebas. … Lo hice – Nunca he creído que se trataba de un avión, ya que he analizado las fotografías y no he encontrado resto del avión. Y la prensa está diciendo lo que les han dicho que tiene que decir acerca de esto. Ahora, tengo pruebas de eso? No. Pero creo que lo que se está diciendo, las historias que se cuentan acerca de 9/11 son falsas. Es decir, se echa un vistazo a los edificios que caían. Ellos no caen porque los aviones les pegan. Ellos cayeron debido explotó una bomba en su interior. Demolición. Mira el edificio 7, por el amor de Dios. No cayó a su lado. No cayó a esta dirección o en esa dirección; al igual que las dos torres. …Cuando nos fijamos en las temperaturas que se pueden crear con combustible en un tanque de gas o de un depósito de combustible de un avión, y luego investigar la cantidad de calor que se requiere para fundir la superestructura de los edificios que se vino abajo, cuando se pone todo eso en conjunto, la única cosa que muestra es que no coincide con los hechos. ¿Qué es lo que no quieren que el público sepa? Http://www.youtube.com/watch?v=daNr_TrBw6E
––Ese es uno de los miles de testimonios en un caso trágico que costó la vida de más de 5000 personas en un momento concreto de un hecho concreto, ¿pero cuáles fueron las razones? ¿Hay más casos semejantes?
––Claro que los hay. Ocurridos en diferentes lugares del mundo y contrastados. Doy pelos y señales en cada una de mis novelas, aunque quiero aclarar una cuestión importantísima: Comencé a escribir a partir del 7 de agosto de 1998, cando leí en los periódicos el brutal atentado contra dos de las embajadas norteamericanas en Kenia y Tanzania, al parecer, ejecutada por una organización terrorista de origen musulmán, llamada AlQaeda, y dirigida por un multimillonario saudí llamado Osama bin Laden.
Comencé por recortar y guardar toda la información que aparecía en prensa, escuchaba noticias y me hacía una pregunta: ¿Cómo es posible que un millonario saudí se meta a terrorista?
Fui a hemerotecas, entraba en Internet buscando información sobre el individuo en cuestión y, con el tiempo, tirando del hilo se fue desenrollando la madeja hasta dar lugar a las tres novelas de la trilogía.
Pero quiero aclarar otra cuestión no menos importante: No se trata de información periodística solamente, son novelas con personajes de ficción donde el suspense, la intriga, la acción, la amistad y el amor tienen lugar. Novelas con una buena trama, dentro del relato de los hechos históricos, que no dejará insatisfecho a nadie, sea lector de ficción histórica, aventuras o romántica.
Solo espero que estas páginas puedan servir para despertar vuestro interés por ellas. Por último, deciros que esa misma trilogía la he refundido en un solo volumen para que al lector le sea más económico y factible poder tener los tres libros en uno solo porque son complementarios entre sí, y que lleva el título de CASUS BELLI – BANDERA FALSA – 1898-2010. 
 relinks.me/1091402981
Gracias por la atención que me habéis prestado







QUERÍA HABLAROS DE POR QUÉ COMENCÉ A ESCRIBIR MI PRIMERA NOVELA

En esta intervención, quería comentaros cual es el motivo de la creación de esta página: seguir sintiéndome vivo; compartir experiencias con personas que poseen las mismas inquietudes que yo: leer y escribir.
Desde siempre, que yo recuerde, al menos desde que dejé los estudios, me he dedicado a viajar por negocios. Mi trabajo como comercial me obligaba a estar semana tras semana de viaje por la mayor parte de ciudades españolas, y para matar el tiempo libre... leía. Cada semana me compraba un libro nuevo sin importar el autor, solo la temática.
Poco a poco me fui haciendo más selectivo: Homero, Flaubert, Tolstoi, Dostoievski, Delibes, Maxence Van Der Meers, Blasco Ibáñez, Baroja, Irving Wallace, Soherir Chashoggui, Ken Follett, Arturo Pérez Reverte y tantos otros que sería imposible recordarlos de memoria.
Su lectura me enriquecía, me transportaba y me imbuía de tal forma en la descripción de aquellos pasajes que parecía estar viviendo todo lo que aquellos maravillosos escritores habían publicado en su momento. Hubo un tiempo en que, por exceso de trabajo, dejé aquella costumbre de comprar libros cada semana. Luego me jubilé, pero no soy persona de ir al hogar del jubilado a jugar partidas de mus o dominó, no: me compré un barco pequeño, una sencilla motora cabinada con la que salía a pescar, lejos de la costa, para sumergirme en aquella inmensidad viva que es el mar en continuo movimiento..., hasta que la enfermedad me obligó a dejar esta actividad.
Aquello, en principio, me dejó tocado. La inactividad me mataba hasta que un buen día me puse a escribir una historia que se convirtió, con el paso del tiempo, en una novela. La di a leer a gente experta, y su crítica, tremendamente constructiva, me impulsó a aprender a escribir. Reescribí la novela y en algo mejoré, pero no fue suficiente porque nada tenía que ver lo escrito con mis antiguas cartas comerciales. Lejos de considerarlo un fracaso, estudié técnicas y modelos literarios, recursos lingüísticos, repasé de nuevo aquellas reglas gramaticales que estudié de joven y reescribí la novela hasta dejarla tal y como se merecía tres años después: con una narrativa ágil, inteligible, y con unos personajes vivos que contaban su propia historia y sus experiencias. Y seguí escribiendo...
A fecha de hoy, cuento 72 años, habiendo dedicado algunos de ellos a escribir. Pero como en este mundo todo se despacha y para gustos colores, me decanté por la novela de ficción envuelta por hechos históricos reales, antiguos o contemporáneos. Solo deciros que todas ellas son producto de una investigación histórica exhaustiva, y al final de cada una de ellas, detallo las fuentes de mis investigaciones para que cualquiera pueda cotejar los hechos históricos relatados. Así nació mi primera novela Desde la terraza.
Con el tiempo, tres de mis novelas: Muyahidín, La ira de Alá y Bandera falsa, se refundieron en un solo volumen con el título de CASUS BELLI-BANDERA FALSA- 1898-2010. Esta recopilación trata de un tema de rabiosa actualidad (el terrorismo islámico y las acciones de bandera falsa de países poderosos), pero como en Desde la terraza, aparecen personas, no personajes. No se trata solamente de un relato de ficción, se trata de vivencias personales en las que aparecen los intereses reales y poco confesables de las personas que manejan las naciones más poderosas del mundo, donde agentes de la CIA, el MI5 y MI6 inglés, o el Mosad israelí, toman protagonismo para vivir unas experiencias personales de espionaje y contra espionaje, con acciones de guerra, investigaciones, secuestro, y acciones  anti terroristas en las que lo que prima es la ayuda mutua y la amistad, aunque tampoco están exentas de romanticismo. Historias trepidantes que no dejarán a nadie impasible, cuando algunas de las acciones relatadas son impensables para un ciudadano normal, pero no por ello menos ciertas.

Hoy me siento satisfecho de lo conseguido, porque el mayor premio que puede conseguir un escritor es que, a las personas que te lean, les guste lo que leen y les deje un buen sabor de boca.


Y a partir de ahora, estaré encantado de responder a vuestros comentarios.

CASUS BELLI - BANDERA FALSA 1898-2010

Smedley Butler, después de retirarse del Cuerpo de Marines, en 1935 escribió el discurso War is a racket (en español La guerra es un latrocinio o La guerra es una estafa) en el que denuncia el uso de las fuerzas armadas de los Estados Unidos para el beneficio de Wall Street. Este libro detalla como Estados Unidos intervino militarmente en Latinoamérica para beneficio de las grandes compañías estadounidenses, pasando el costo de la guerra finalmente a los ciudadanos estadounidenses.
"Nos ha ido bastante bien con Luisiana, Florida, Texas, Hawai y California y el Tío Sam puede tragarse a México y Centroamérica, con Cuba y las islas de las Indias Occidentales como postres y sin intoxicarse".
“He servido durante 30 años y cuatro meses en las unidades más combativas de las Fuerzas Armadas estadounidenses: en la Infantería de Marina. Tengo el sentimiento de haber actuado durante todo ese tiempo de bandido altamente calificado al servicio de las grandes empresas de Wall Street y sus banqueros.
 En una palabra, he sido un pandillero al servicio del capitalismo. De tal manera, en 1914 afirmé la seguridad de los intereses petroleros en México, Tampico en particular. Contribuí a transformar a Cuba en un país donde la gente del National City Bank podía birlar tranquilamente los beneficios. Participé en la "limpieza" de Nicaragua, de 1902 a 1912, por cuenta de la firma bancaria internacional Brown Brothers Harriman. En 1916, por cuenta de los grandes azucareros norteamericanos, aporté a la República Dominicana la "civilización". En 1923 "enderecé" los asuntos en Honduras en interés de las compañías fruteras norteamericanas. En 1927, en China, afiancé los intereses de la Standard Oil.
Fui premiado con honores, medallas y ascensos. Pero cuando miro hacia atrás considero que podría haber dado algunas sugerencias a Al Capone. Él, como gánster, operó en tres distritos de una ciudad. Yo, como Marine, operé en tres continentes. El problema es que cuando el dólar americano gana apenas el seis por ciento, aquí se ponen impacientes y van al extranjero para ganarse el ciento por ciento. La bandera sigue al dólar y los soldados siguen a la bandera.
Así ha sido desde que los Estados Unidos consiguieron su independencia de Inglaterra gracias al apoyo económico y militar de España y Francia.

Parte de esa historia de ambiciones de los Estados Unidos queda reflejada en mi novela "CASUS BELLI" - BANDERA FALSA 1898-2010. ¿Quieres saber quién creó Al-Qaeda o el Estado Islámico, o quién fue el responsable del ataque terrorista al World Trade Center de Nueva York? ¿Conoces la verdad sobre el ataque japonés a la base naval norteamericana de Pearl Harbor? No te pierdas mi novela CASUS BELLI: relinks.me/1091402981
Los agentes secretos Richard Thompson (CIA) y Shimon Wheija (Mosad) te llevarán a través de las 602 páginas de la obra por la historia real, unas veces conocida pero olvidada, y en otras totalmente desconocida debido a los intereses inconfesables de algunos gobiernos.
Novela negra de espionaje, policíaca, histórica, épica, romántica. La encontrarás en digital por tan solo 3,94 €, en papel por 16,15 € y por 0,00€ en KindleUnlimited

Espero que os guste y la disfrutéis. 

HOY ME HAN HECHO UN REGALO



Como podéis ver, ha sido un gran regalo por parte de una de mis lectoras que quedó encantada con mi novela GIULIA, y así la reseñó:

GIULIA DE FRANCISCO CASERO VIANA, VENGANZAS Y MAFIA ENMARCAN UNA HISTORIA DE AMOR EN ITALIA.

AUTOR FRANCISCO CASERO VIANA

GENERO FICCIÓN HISTÓRICA * SIGLO XX


NOVELA NEGRA * MAFIA *INTRIGA * ROMÁNTICA * ERÓTICA


FORMATO RUSTICO SIN SOLAPAS


EDITORIAL AMAZON
PRECIO 11,43 €


DESCARGA DIGITAL 3,73 €

KINDLEUNLIMITED 0,00 €
AÑO DE EDICIÓN 2018

SINOPSIS


Cuando Giulia termina su relación con quien fuese su primer amor, el abogado Fabio, no sabía hasta que punto este, implicado con la mafia, podía caer tan bajo para conseguir sus ambiciones. Mientras trataba de recuperarse se la ruptura, y de todo lo que arrastra anímicamente, Giulia conoce a dos hombres que acaban de licenciarse; se trata de Francesco y Alessandro, dos amigos que se enrolaron en la Marina Militare, y que a ese respecto siguen los pasos de sus padres.
Entre Giulia y Francesco comienza una relación sobre la que se cierne la sombra de Fabio. Cuando Giulia y su amiga Beatrice son secuestradas por unos mafiosos, enviados por el abogado como medida de chantaje y presión contra el padre de Giulia, Francesco, Alessandro y sus padres, formarán una alianza con las fuerzas de la ley y los que dominan un sector del bajo mundo para recuperarlas. 


PERSONAJE FAVORITO


Giulia Corsini; hija del fiscal anti mafia Enrico Corsini, la muerte de su madre fue para ella un duro golpe, que se vio agravado por ser internada en un prestigioso colegio femenino en Laussana. Su miedo a la soledad y su temor a perder a su primer amor, hace que aguante cuanto este, el abogado Fabio Rizzi, le impone. Sin embargo es ella la que rompe con Fabio, resuelta a no dejarse pisotear más, y muestra un carácter fortísimo y una valiente personalidad que le granjean la admiración incluso de un sicario de la mafia. Su relación con Francesco y su resolución a no dejarse avasallar por su ex se van acrecentando conforme se desarrollan los acontecimientos, así cómo el deseo de cobrarse todas y cada una de las maldades que Fabio le hizo.
Francesco Marceglia; ex-militar de la Marina Militare, perteneciente a los Buceadores de Combate, conoce a Giulia y de inmediato se fija en ella. Si bien es impulsivo, resulta más reflexivo que su amigo Alessandro. Tiene unas fuertes convicciones morales que, unidas a su amor por Giulia, hacen de él un formidable enemigo para Fabio. Es un verdadero estratega, llegado el momento de pergeñar un plan de rescate factible.
Alejandro Gianoli; amigo inseparable de Francesco y compañero de este en la Marina Militare, licenciado al igual que él. Es el más impulsivo de los dos, y el más optimista. Tiene un sentido del humor un tanto especial.


PERSONAJE MÁS ODIADO


Fabio Rizzi; despreciable ex pareja de Giulia es un abogado que defiende a la mafia y se involucra en los negocios de esta. Ordena el secuestro de Giulia y su amiga Beatrice y con ello se pone en el punto de mira de Francesco y Alessandro. Vanidoso, altivo y con un tremendo complejo de superioridad es capaz de todo por lograr aquello que desea y no le importa a quien se tenga que llevar por delante.
Fontana; juez en nómina de la mafia. Enrico Corsini, padre de Giulia, tiene una muy baja opinión de él, que quedará ratificada al encontrarlo en la casa de Fabio Rizzi. Su hipocresía se pone de manifiesto cuando se encuentra frente a frente con Giulia tras una ceremonia luctuosa y trata de estrecharle la mano, siendo ignorado por la hija del fiscal Corsini.
Alessio; mafioso que forma parte de los enviados por Fabio para secuestrar a Giulia. Sádico, maníaco, cruel. Durante el secuestro trata de violar a Beatrice en dos ocasiones pero es detenido, primero por Giulia y luego por su jefe en la operación de secuestro, Carlo.


MOMENTO FAVORITO


La retención por parte de unos encapuchados, Francesco y Alessandro, al abogado Fabio, y los golpes que el miserable letrado se lleva, cortesía de los dos ex-militares.
El final de Fabio, a manos de quien menos lo esperaba, durante un ataque al barco en que mantiene retenidas a sus rehenes a las que desea asesinar.


FRASE FAVORITA


"[...]. Repartiré gratuitamente y en dos minutos, unas hostias como panes, y arreglado" Esta frase de Alessandro, proponiendo una solución al posible comportamiento indebido de unos soldaos licenciados, compañeros de viaje que le han caído en suerte (más bien desgracia) a Beatrice, es una muestra del sentido del humor del que hace gala, y una de las maneras en que, por boca de él, se ve considerablemente relajada la tensión a lo largo de la obra.
"[...]Grandes y rasgados como mis calzoncillos" Esta comparación de Alessandro, referente a los ojos de Giulia, es otro ejemplo del humor y las ocurrencias del ex-militar, que arrancan una risa involuntaria al lector a la par que quitan hierro a determinados sucesos.


VALORACIÓN PERSONAL


Una excelente novela que sin duda hará las delicias de los aficionados a la novela negra, las historias policíacas y el romance. Los saltos que se van produciendo entre varias situaciones simultaneas y las reacciones de unos personajes humanos hasta decir basta hacen de esta obra una de esas novelas que engancha y que deseas terminar para ver el desenlace, pero que, al mismo tiempo, no quieres que termine.


A QUIEN SE LO RECOMIENDO


Si disfrutasteis de EL Padrino de Mario Puzo, los Intocables de Eliott Ness o Gomorra no puedes dejar de leer esa novela. En ella encontrarás una historia apasionante, repleta de personajes y hechos verídicos, y de otros que pudieran haberlo sido.